scorecardresearch

El Albacete logra saldar otra 'deuda histórica'

C. Guzmán
-

El equipo blanco consiguió su primera victoria en la última de las 14 aperturas de liga de Segunda División en las que jugó a domicilio

Manu Fuster intenta hacer una jugada durante el partido jugado en Lugo. - Foto: Alberto Vázquez/ADG Media

La victoria del Albacete Balompié en el Anxo Carro (1-2) en el arranque de la temporada de Segunda División llevó aparejado un buen sabor de boca por las sensaciones que transmitió el equipo blanco, pero también un debe histórico que, sin resultar excesivamente relevante, sí rompe una tradición desfavorable en los albores de la temporada.  

Desde su aparición en la Segunda División a comienzos de los años 50, el Albacete había abierto la competición fuera de casa en 13 ocasiones, con un balance de nueve derrotas y cuatro empates. En líneas generales, los blancos venían arrancando arrancaron con mal pie e incluso con marcadores contundentes hasta finales de los 90, como las goleadas sufridas en Melilla, Mérida o Vitoria o las posteriores y sonadas derrotas (todas por 3-0) en Vallecas, Almería y Cornellá.

En los decenios que nos ocupan, el Albacete tan solo había sido capaz de arrancar algunos empates en Cádiz, Tarrasa, Tarragona o Granada, lo que, en consecuencia, le impidió obtener un inmejorable comienzo de liga con una segunda victoria en casa.

El 1-2 con el que el Albacete arrancó los tres puntos de Lugo supuso, pues, romper este pequeño maleficio que tan solo permanece tras sus siete apariciones en Primera División, donde tampoco pudo comenzar la temporada con una victoria lejos de su ambiente.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (htpps://latribunadealbacete.promecal.es)