scorecardresearch

El Tajo tiene que desembalsar 150 Hm3 en agosto para Portugal

E.P.
-

Se da así cumplimiento al Convenio de la Albufeira, que regula la gestión de los ríos compartidos entre ambos países. El Guadiana también es 'tributario', pero en menor medida

Imagen del Tajo a su paso por Toledo, con la lengua de tierra que provocó la DANA de hace un año. - Foto: David Pérez

España entregará a lo largo de este mes agosto, pese a la actual situación de sequía, un total de 475 hectómetros cúbicos de agua a Portugal para cumplir así con el Convenio de la Albufeira, suscrito en 1998 por el país con Portugal y que regula la gestión de los cinco ríos que comparten ambos territorios, indican a Europa Press fuentes del sector. Dos de esos ríos son de las cuencas principales de Castilla-La Mancha, como es el Tajo y el Guadiana. Los otros tres ríos son el Miño, Limia y Duero. 

El Convenio de la Albufeira es un tratado internacional que regula el 'peaje' hídrico y las obligaciones vecinales de España con Portugal en materia de agua, dado que muchos de los ríos pertenecen a cuencas hidrográficas compartidas, ya que su nacimiento se produce en España, pero atraviesan también Portugal para desembocar en el Atlántico.

De esta manera, los embalses de las cuencas compartidas están obligados a soltar agua por mandato del Gobierno para cumplir así con este compromiso legal internacional con el país luso.

La cuenca del Tajo, pese a la situación de sequía y algunas protestas ecologistas locales, debe contribuir con desembalses con destino a Portugal, en un volumen calculado en torno a 150 hectómetros cúbicos.

Por su parte, las cuencas del Sil y del Guadiana son también tributarias con Portugal, si bien ésta última, una de las más castigadas por la sequía, lo es en menor medida.

El Duero, el que más contribuye. La cuenca hidrográfica del Duero es la que más contribuirá en la cesión de aguas a Portugal Ello lleva a que, en casos concretos, como el embalse de Santa Teresa, en la provincia de Salamanca, gestionado directamente por la Confederación Hidrográfica del Duero, se tenga que vaciar como 'tributo' al país vecino.

Todos los concesionarios de uso del agua, (regadíos, usos industriales y deportivos, aprovechamientos hidroeléctricos, etc.) tienen que supeditarse, incluso en estos momentos de escasez, a esa circunstancia legal derivada del acuerdo entre los Gobiernos de España y Portugal.

El Convenio de la Albufeira es el último convenio aprobado por España y Portugal en materia de los recursos hídricos compartidos y se denomina así debido a que fue firmado en la ciudad portuguesa del mismo nombre en 1998, entrando en vigor el 17 de enero de 2000. El acuerdo hace una amplia alusión a la figura de cuenca hidrográfica como unidad de referencia para el estudio, planificación y gestión del medio hídrico, abarcando tanto las aguas superficiales y subterráneas, así como los ecosistemas relacionados.