scorecardresearch

El reparto de alimentos del FEGA beneficia a 7.000 personas

Redacción
-

En esta segunda fase son 283.643 los kilos de productos de primera necesidad los que llegarán al 50% entre el Banco de Alimentos y Cruz Roja

Responsables de la Subdelegación del Gobierno con miembros del Banco de Alimentos. - Foto: SG

La Subdelegación del Gobierno de Albacete procederá mañana al control de la recepción de alimentos destinados a la puesta en marcha de la segunda fase del programa de ayuda alimentaria 2022, procedente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

La cantidad de alimentos asignados Albacete en esta segunda fase asciende a 283.643,369 kilogramos, que se reparten al 50% entre el Banco de Alimentos y Cruz Roja Albacete, estando ya en sus respectivos almacenes para su distribución a las 55 Asociaciones de Reparto existentes en nuestra provincia, una vez realizada la intervención por parte de Hacienda.

En esta segunda fase el número de beneficiarios en la provincia ascenderá a 7.138, lo que supone 322 personas más que en la primera fase, que se desarrolló entre los pasados meses de enero y marzo.

Los alimentos distribuidos son de carácter básico, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento. En esta segunda fase, se suministrarán de forma gratuita alimentos de calidad y de primera necesidad como arroz blanco, alubias cocidas, atún en conserva, pasta alimenticia, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, fruta en conserva, cacao soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, leche entera UHT y aceite de oliva.

El importe de ayuda recibida para su distribución en Albacete asciende a 318.343,56 euros.

El programa está cofinanciado en 2022 en un 100 % por el fondo de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-UE) para incrementar el apoyo al Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), con el fin de abordar la situación de quienes se han visto afectados social y económicamente por la pandemia y permitir la transición hacia el nuevo periodo en el que la ayuda alimentaria se integre en el Fondo Social Europeo Plus.