scorecardresearch

El Real Madrid se asfixia en Estambul

Europa Press
-

El conjunto madridista paga su mal partido ofensivo con una clara derrota (66-51) ante el Fenerbahçe

El Real Madrid se asfixia en Estambul - Foto: ERDEM SAHIN

El Real Madrid puso fin este martes a su gran racha de victorias en la Fase Regular de la Euroliga y no pudo encadenar su décima consecutiva al caer con claridad por 66-51 en su visita al Fenerbahçe turco, tras un mal partido a nivel ofensivo y en el que fue demasiado a remolque desde ya el primer cuarto.

Los 51 puntos en el marcador son claro reflejo de la negra tarde en ataque que tuvieron los de Pablo Laso, a los que no les bastó su buen nivel defensivo para desarbolar a un rival que elevó aún más ese listón en su zona. El 18/62 en tiro (6/30 en triple), las 13 pérdidas y la pérdida del rebote (37 a 32, con 10 capturas ofensivas concedidas) fueron un lastre para un equipo que lo probó todo para contrarrestar a los locales.

Sólo brilló el pívot Walter Tavares (27 de valoración con 14 puntos y 9 rebotes), aunque que Sasa Djordjevic supo controlar bien su impacto con el músculo de Booker y Floyd, y sólo en el cuarto final los locales permitieron más de 20 puntos en su aro, cuyo camino siempre estuvo 'minado'.

Laso sorprendió de inicio con Alocén de base y con sus dos '5', Tavares y Poirier, además de una defensa en zona, un plan que le salió bien en un principio gracias a la buena mano de Llull desde el triple. Dos aciertos consecutivos del de Mahón dieron una pequeña ventaja (2-8) antes de que comenzase el periodo de sequía.

El segundo triple del menorquín llegó con 6:09 para el final del primer cuarto y los visitantes ya no volverían a ver el aro hasta iniciado el segundo cuarto. Demasiada ventaja para un Fenerbahçe que impuso su energía, su músculo y su mejor acierto para firmar un severo parcial de 17-0 con el final del primer parcial (19-8).

El Real Madrid tiró de defensa entonces para evitar un mal mayor a la espera de que el tino ofensivo, pese a las rotaciones en su quinteto, regresase. Con esta fortaleza dejó a los de Sasa Djordjevic sin anotar en los primeros cinco minutos y pudo acercarse en el marcador con canastas muy trabajadas (21-16). Pero en ese instante, el conjunto madridista se volvió a atorar en ataque y su rival, pese a no aprovecharlo del todo, logró estirar la ventaja al descanso (27-17).

 

Los blancos lo intentan sin éxito

El guion no varió tras el paso por vestuarios. El diez veces campeón de Europa continuó sin encontrar la frescura ofensiva y los locales tampoco bajaron su tremenda intensidad en defensa, que obligaba a su rival a un extenuante esfuerzo para evitar el bosque de manos para intentar lanzar con cierta comodidad.

El Real Madrid tardó en volver a anotar y el equipo turco, con un triple de Mahmotoglu y un Henry al alza en los dos lados de la cancha, amenazó con romper el partido (34-29). Los de Laso intentaron reaccionar y volvieron a ponerse a diez (40-30) antes de volver a caer en sus errores y verse con el partido muy complicado para los diez minutos finales (48-30).

Pese a la desventaja y a la cercanía del Clásico, el Real Madrid, con minutos para el joven Núñez, prefirió plantar batalla todavía y, de la mano de Tavares, firmó una buena salida de cuarto parcial para avisar al Fenerbahçe de que no se podía relajar (50-39). Dos triples seguidos de Akpinar dejaron claro que recibía el mensaje (56-41) y forzaba a Laso a buscar nuevas soluciones con cuatro 'pequeños' (Núñez, Alocén, Llull y Rudy) junto al caboverdiano.

Los visitantes tuvieron posesión para bajar de la diferencia psicológica de los diez puntos, pero no la aprovechó para poner nerviosos a los locales, que volvieron a escaparse ya de manera definitiva para acabar con la gran racha madridista en la Euroliga.