Aumentan casi un 50% las consultas de la Ucapi por el Covid

T.R
-

El servicio resultó crucial como puente de unión y soporte con los centros de salud en los momentos duros de la crisis

Un paciente recibe el tratamiento en la Ucapi, de manos de su enfermera. - Foto: José Miguel Esparcia

Si antes la Ucapi, la Unidad de Continuidad Asistencial dependiente del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA) que hace de puente y conexión entre los centros de Atención Primaria y el ámbito hospitalario para el seguimiento y abordaje terapéutico de pacientes pluripatológicos, era necesaria para reducir ingresos hospitalarios y visitas a Urgencias, ahora, en plena pandemia de coronavirus, este instrumento se convierte en imprescindible para aligerar las agendas de los médicos de Familia, reducir burocracia para los pacientes y, sin duda, es crucial para mejorar la coordinación entre la Atención Primaria y la Hospitalaria.
A pesar de que en los momentos más duros de esta crisis los profesionales de esta Unidad se pusieron al servicio de las unidades Covid-19 del Hospital, desde el inicio de la pandemia, la Ucapi asumió en todo momento su papel de coordinación entre la Atención Primaria y hospitalaria, atendiend la demanda de los centros de Salud de toda el área sanitaria. Los dos internistas adscritos a este servicio mantuvieron abiertos sus buscas  para atender todas las consultas  y servir de apoyo a los compañeros de Primaria, tanto que las consultas telefónicas se incrementaron en los meses de abril y mayo un 30% respecto a meses previos, y también los pacientes con patologías y tratamientos no demorables se han seguido viendo de manera presencial con todas las medidas de protección necesarias y en zonas limpias no Covid.
El  coordinador de esta Unidad, el doctor Ignacio Hermida, señaló que si bien la actividad de la Ucapi  debido a la pandemia no se ha podido mantener al cien por cien porque no era posible, sí que se ha mantenido abierto el dispositivo. De hecho, entre los meses de abril y mayo los profesionales adscritos a esta Unidad recibieron 378 consultas telefónicas, casi un 50% más que en abril y mayo de 2019 que hubo 200. De estas 378, 192 fueron por temas de patología Covid, pero sólo un 15% de los pacientes precisaron atención presencial. Una vez bajó la presión asistencial derivada del coronavirus este dispositivo volvió a prestar atención presencial en su lugar habitual desde el mes de junio, a un ritmo casi similar al que se veía en esos meses en años anteriores. Los datos de actividad reflejan números importantes, porque sólo entre los meses de junio, julio y agosto los nuevos pacientes que fueron vistos en la Ucapi son 208, mientras que otros 370 se correspondieron con revisiones; se atendieron en ese período 388 consultas telefónicas; se han hecho 121 tratamientos intravenosos y 24 transfusiones de sangre.
(Más información en edición impresa).