Héctor Carretero no olvida su experiencia en el Giro

Juan Carrizo
-

El documental 'El día menos pensado' recuerda lo vivido por el ciclista de Madrigueras en la prueba italiana y afirma que «será difícil que vuelva a repetir una gran vuelta como fue la primera»

Héctor Carretero se entrena en su residencia andorrana con una espectaculares vistas. - Foto: H.C.

Durante estos días de confinamiento se ha podido ver un documental que no ha dejado indiferente. El día menos pensado relata desde dentro lo que fue el Movistar Team durante 2019 en las tres grandes vueltas por etapa. Lo mejor de todo es ver la realidad de un equipo profesional sin edulcorar, con momentos de alegría, rabia e incluso discordia entre los líderes del equipo. Por allí estaba el ciclista de Madrigueras Héctor Carretero, que este año cumple su cuarta temporada en el veterano y exitoso equipo y que recuerda con un brillo especial su primera participación en una gran vuelta, el Giro que ganó Richard Carapaz.
«La experiencia fue increíble. Viví momentos que no voy a olvidar nunca. Será muy difícil que vuelva a repetir una gran vuelta como fue la primera. Ya no por los resultados, por el ambiente del equipo, la sintonía, el buen trabajo que hicimos. Habrá mejores resultados, peores, pero ese Giro no lo voy a olvidar», señaló a este diario el ciclista de Madrigueras.
Carretero se marchó el año pasado a vivir a Andorra. Allí están entre 70 u 80 ciclistas profesionales, entre ellos varios compañeros de equipo. «Entrenar en casa era complicado, tenía que coger el coche para ir a la sierra, una hora de ida y otra de vuelta, dos horas perdidas y más cansancio. Aquí estoy fenomenal. El verano no hace calor y en invierno, aunque la temperatura es menor que el Albacete, la sensación no porque no hace viento y se puede entrenar muy bien», señala.
Allí está viviendo la pandemia, en un año donde, ya con 24, esperaba dar un pasito más adelante, sabiendo que todavía le quedan unos pocos para alcanzar la edad en la que se dice que los ciclistas están en su esplendor. Tirreno-Adriático y Vuelta a País Vasco eran sus objetivos que no ha podido realizar. De momento está aplazadas, y nada se sabe de las grandes vueltas. Iba a repetir en el Giro, para después estar e Tour o Vuelta. «Todo está parado, en espera de ver qué pasa. Se dice que el Tour será el agosto, luego la Vuelta en septiembre y el Giro en octubre. Ya veremos».
En Andorra la situación es más tranquila que en España. «Dicen que igual a partir del día 15 podemos salir a entrenar. Somos muchos profesionales los que estamos aquí y nos consideran imagen de Andorra, así que estamos a la espera, porque no tiene nada que ver entrenar en rodillo que hacerlo en carretera».

 

(Más información en la edición impresa)