«La Virgen de los Llanos traspasa el ámbito de lo religioso"

ANA MARTÍNEZ
-
«La Virgen de los Llanos traspasa el ámbito de lo religioso - Foto: Rubén Serrallé

Antonio Fernández-Pacheco Sánchez es a sus 32 años presidente de la Real Asociación de Nuestra Señora de los Llanos

La primer pregunta es bastante obvia: ¿qué hace un chico como usted en un lugar como éste?
En el lugar estoy desde que nací. Mi padre y sus primos son los que tradicionalmente han custodiado el trono de la Virgen cuando sale en procesión. Nosotros tenemos fotografías de finales del siglo XIX en las que ya aparecen antepasados nuestros sacando a la Virgen de los Llanos en mayo. No pretendemos en absoluto rivalizar con el Ayuntamiento, todo lo contrario, pero la procesión originaria de la Virgen es la de mayo que, según consta en los archivos municipales, se viene celebrando desde 1632. Desde que soy pequeño, tanto mi hermano como yo hemos seguido esta tradición familiar, lo que me ha ligado a la Real Asociación y a la Virgen de los Llanos desde que tengo consciencia.


¿Cómo fue el salto a la presidencia?
La presidencia la recibí sin esperarlo. Terminando la carrera de ingeniero de caminos en Valencia pensé que tenía que involucrarme más en la Asociación. La veía un tanto obsoleta. Cada vez venía menos gente a la procesión. Le dije a mi padre que quería colaborar más, pero no sabía cómo. Me puso en contacto con el entonces presidente, Mariano Luján, y le dije que tenía la necesidad de aportar algo más, pero en ningún momento con la intención de asumir la presidencia. Me incorporé a la junta directiva en 2011 como vocal y en la primera etapa acepté ese rol tan conservador que tenía la Asociación. Pero en la segunda etapa se me empezaron a ocurrir ciertas ideas, nuevos proyectos, para revitalizar la entidad y darle mayor visibilidad.

 

¿Han detectado la escasa implicación de los jóvenes en este tipo de entidades?
Nosotros tenemos bastantes jóvenes implicados, pero es indudable que vamos a contracorriente. No está de moda ir a misa ni rezar, pero la Virgen de los Llanos traspasa el ámbito religioso. Es un potencial innato por ser la Patrona y tenemos el deber de aprovecharlo. Cada dos años hacemos un concurso de dibujo y relato para niños como una forma de potenciar que adquieran la devoción por su Patrona. El año pasado elaboramos unos manuales de catequesis para Comunión y Confirmación, porque no había un temario dedicado a la Virgen de los Llanos.  Para nosotros es un reto, una realidad que está ahí, cada vez hay menos jóvenes, lo sabemos e intentamos ponerle remedio. También digo que si la Asociación pierde socios es por fallecimientos, pero en este periodo de tres años hemos tenido muchas más altas que bajas, sobre todo de mujeres de entre 40 y 50 años.


Desde su punto de vista, ¿quién es la Virgen de los Llanos para Albacete?
Concibo la Virgen de los Llanos como un punto de encuentro, el pegamento que une a todos los albaceteños, sean creyentes o no. Al final, todos los albaceteños encontramos un punto común en el amor a la Virgen de los Llanos, esto es indudable, traspasando la frontera de lo religioso. Si estrechamos esas relaciones de todos alrededor de nuestra Patrona ganaremos en convivencia, en solidaridad y en ciudadanía.

 

Más información en la edición impresa