Maikel Melero se reinventa

J.L. Royo
-

El heptacampeón del Mundo de Motocross Freestyle, que lleva casi todo el año en blanco, abre un negocio de casas rurales

Maikel Melero posa con su monto junto a una de sus casas rurales. - Foto: M.M.

Uno de los deportistas albacetenses más importantes, el piloto de motocross freestyle, Maikel Melero, campeón del mundo en cinco ocasiones, está viviendo un año para olvidar. Y es que desde que se lesionara en el hombro en octubre del año pasado solamente ha competido en una ocasión, ya que su regreso en febrero, se vio cortado por la pandemia del Covid-19.
«Tuvimos una prueba a finales de febrero del Campeonato de las Naciones enBerlín y en marzo comenzaban los eventos, elMundial y ya sabemos lo que pasó, estamos sin eventos, sin exhibiciones ni nada, pero he aprovechando este parón para hacer cosas que antes no podía porque no paraba de viajar, seguir entrenando», señala a La Tribuna el piloto de la localidad serrana de Cotillas.
Para Melero ha está siendo «un año duro porque esto es lo que llevo haciendo toda la vida, ha pasado algo impensable que lo ha parado todo». A esto hay que añadirle que el piloto albacetense estuvo parado de octubre a febrero por una lesión «por lo que llevo parado prácticamente un año».
Durante este año, además disfrutar de la familia y pasar más tiempo con su hijo, ha aprovechado para reinventarse. «Tenía un negocio de casas rurales casi montado y he aprovechado para ponerlo en marcha. Es aquí en Cotillas y ya están funcionando, no he perdido el tiempo», desvela un Maikel Melero ilusionado con este nuevo proyecto en su vida.
El motocross, en concreto la modalidad de freestyle ha vivido un año horrible. Si otros deportes como el fútbol o el baloncesto ya han vuelto, en este caso no es así. Entiende Melero que «los promotores en este deporte no pueden permitirse hacer eventos con el aforo limitado, no les sale rentable», explica el piloto, que deja claro que «tanto los promotores como nosotros vivimos de la gente que va a vernos y si no pueden medio llenar un estadio no es viable». Y ahí también entran los también los campeonatos oficiales como el Mundial, elEuropeo o el propio Campeonato de España.
«Nos ha perjudicado bastante esta situación», asevera Melero, que explica que «no somos como el fútbol que lo televisan sin gente en la grada y la gente lo ve desde casa, nosotros no tenemos esa suerte».

 

(Más información en la edición impresa)