scorecardresearch

Los progresistas nombran al juez Bandrés para el Constitucional

Europa Press
-

La propuesta despierta «reticencias» en el sector conservador, que no ha puesto aún ningún nombre sobre la mesa y que analizará esta candidatura de cara a una reunión en dos semanas

La cúpula de la judicatura se debía haber renovado hace cuatro años - Foto: Mariscal (EFE)

Los negociadores de los sectores conservador y progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) retomaron ayer las conversaciones sobre los dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que corresponde nombrar al CGPJ, con una reunión en la que los progresistas pusieron sobre la mesa el nombre del magistrado del Tribunal Supremo (TS) José Manuel Bandrés, una candidatura que despertó «reticencias» entre los conservadores que, sin embargo, se comprometieron a estudiar de cara a su próxima reunión, fijada para dentro de dos semanas.

Según las fuentes del órgano de gobierno de los jueces, el encuentro sirvió para que los representantes progresistas -Álvaro Cuesta y Roser Bach- comunicaran formalmente a sus interlocutores conservadores -José Antonio Ballestero y Carmen Llombart- que Bandrés es su candidato de consenso, algo que dieron a conocer horas antes tras sostener un cónclave interno.

Las mismas fuentes indicaron que los negociadores conservadores se comprometieron a estudiar la candidatura de Bandrés, pero no lanzaron ningún nombre a analizar por parte de sus colegas progresistas.

Además, los representantes de ambos bloques señalaron una nueva reunión presencial para el día 16, aunque las fuentes apuntan que es probable que el 14 celebren otra telemática, en el marco de esta nueva fase de las negociaciones sobre el TC, que se abrió el pasado 27 de octubre tras el fracaso de las conversaciones entre Gobierno y PP para renovar el Poder Judicial.

Los 18 vocales que actualmente conforman el órgano de gobierno de los jueces confiaban en que populares y socialistas lograran cerrar un acuerdo para constituir un nuevo CGPJ que, a su vez, se ocupara de nominar a dos magistrados para el TC.

Sin embargo, la ruptura de dichas conversaciones ha obligado al actual Poder Judicial, caducado desde hace casi cuatro años, a retomar esta tarea pendiente. El ala conservadora, hasta ahora más reticente, se reunió el pasado miércoles por la noche para fijar posición, determinando que es «imprescindible» volver a la mesa de negociaciones para «consensuar» los dos nombres, aunque no lograron decantar uno.

Los portavoces progresistas, que en la etapa anterior ya habían lanzado una primera lista con nueve candidatos, anunciaron por la mañana que habían conseguido reducir la lista a un solo candidato, Bandrés, al tiempo que pidieron a sus homólogos conservadores una primera reunión, la celebrada ayer.