scorecardresearch

Curba medirá con sus bicis la contaminación urbana

Ana Martínez
-

Las primeras conclusiones obtenidas por un grupo de ocho ciclistas voluntarios determinan altos niveles de contaminación en vías urbanas como la carretera de Jaén, la calle Hellín y la avenida Menéndez Pidal

Una de las bicicletas que lleva incorporado un medidor móvil de partículas en suspensión. - Foto: Curba

Un equipo de ocho voluntarios de la Asociación de Ciclistas Urbanos de Albacete (Curba) está participando en un proyecto de ciencia ciudadana, que se está llevando a cabo en 13 ciudades españolas, con el objetivo de medir las partículas en suspensión que, incluso en bajas concentraciones, suponen un grave impacto en la salud de los ciudadanos.

El proyecto, que se desarrollará durante todo este año, supone realizar mediciones por los trayectos que realiza cada ciclista voluntario, teniendo en cuenta calles con más y menos tráfico, horarios, días laborales, festivos, periodos lectivos y vacaciones: «Estamos conociendo el aire que respiramos al pedalear hacia nuestros trabajos, cuando nos desplazamientos para cuidar a nuestros familiares, comprar o por ocio en todos los barrios de la ciudad», explica el presidente de Curba, Paco Pérez.

Entendiendo como PM2.5 las partículas en suspensión como el polvo, las cenizas, el hollín o el polen, existen evidencias científicas que sostienen que, incluso a bajas concentraciones, estos contaminantes urbanos aumentan el riesgo de enfermedades respiratorias y cardiovasculares y también pueden provocar retrasos del crecimiento y la maduración intrauterina.

A través de un medidor móvil evaluado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y colocado en las bicicletas, los voluntarios de Curba irán midiendo el aire que se respira cerca de un centro educativo, de un centro de salud, en las calles peatonales, en las principales vías y en todos los barrios del casco urbano, tanto por la mañana como por las tardes y por las noches.

De momento, con los dos meses que llevan midiendo las partículas PM2.5 en el casco urbano, desde Curba han detectado valores medios de partículas PM2.5 superiores a 31 micras en dos ocasiones, lo cual supone «multiplicar por seis la cantidad máxima anual recomendada por la OMS», alerta la asociación, que destaca la contaminación registrada en el inicio de la carretera de Jaén, en las calle Hellín y en la avenida Ramón Menéndez Pidal, que apuntaron valores pico que alcanzaron las 55 micras en hora punta. 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)