scorecardresearch

Los letrados abandonan la que fue su casa en estos dos siglos

Josechu Guillamón
-

El Colegio de la Abogacía dejó ayer, de forma definitiva, el Palacio de Justicia de la calle San Agustín, por expresa decisión del Ministerio, para trasladarse a su nueva sede provisional en la calle Caldereros

Miembros del Colegio de la Abogacía, en el espacio que ocupaban en el Palacio de Justicia. - Foto: Rubén Serrallé

El Colegio de la Abogacía abandonó ayer su sede del Palacio de Justicia de la calle San Agustín, en la que llevaban cerca de dos siglos, como recordaba a La Tribuna de Albacete su decano, Albino Escribano. «Llevábamos en el Palacio de Justicia y antes en la antigua Audiencia Territorial, desde 1834, de hecho en la inauguración aparecen los abogados. Nuestra sede siempre ha estado allí, salvo un momento puntual, en la Guerra Carlista, en 1888, en el que la sede se trasladó a Cartagena, ese hecho, junto con la incautación de la que fue objeto el Colegio durante la Guerra Civil, por el Frente Popular, son los dos hechos destacables del Colegio. Ahora este tercero fijará también un nuevo periodo, que es el de la salida de la sede del Tribunal Superior de Justicia».

Una decisión, la de la marcha, que vino impuesta por el Ministerio de Justicia, que comunicó al Colegio el 14 de junio, por medio de una carta, que debían dejar las instalaciones el 31 de agosto. Aunque desde el Colegio escribieron al Ministerio para que les explicaran que motivaba su salida, no han recibido respuesta. «No hemos recibido respuesta alguna del Ministerio, pero nos vamos, porque no queremos estar perdiendo el tiempo. En cualquier caso, esta decisión si parece reflejar una desconsideración hacia la profesión de la abogacía, que se pone de manifiesto en el trato que se da a los abogados del Turno de Oficio y en el trato que se recibe ante la Administración de Justicia, por parte de los profesionales que ejercemos la profesión. Parece un intento de hacer de menos a la profesión, que se manifiesta en esto».

El traslado. La marcha efectiva se producía ayer, tras mes y medio de intenso trabajo. «El trabajo ha sido enorme, habremos superado las 1.000 cajas en la mudanza. Tengo que agradecer el gran trabajo que han desempeñado los empleados del Colegio, con agosto por medio, y con el plazo tan breve que nos dio el Ministerio de Justicia para embalar 200 años de historia, en materia de libros, en materia de documentación o en materia de equipos informáticos».

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)