El Gobierno denuncia ante la Fiscalía el cartel de Vox

EFE
-

Pablo Casado señala que la pancarta es "publicidad engañosa" y acusaba a Sánchez de provocar un efecto "llamada" a la inmigración ilegal

El Ejecutivo ha denunciado ante la Fiscalía por un presunto delito de odio el cartel de Vox que recrimina que los menores extranjeros inmigrantes cobren una paga mayor que los jubilados españoles, toda vez que ha recibido la crítica unánime de partidos políticos, asociaciones y de casi todo Gobierno: "Es repugnante y vergonzante".

El Ejecutivo considera que hay líneas "que no se pueden cruzar" y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaksa, ha avisado a Vox de que va a estar "ojo avizor" para que los inmigrantes menores no acompañados "no sean de modo alguno señalados por fascistas como ustedes".

Las ministras de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, así como el candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), han instado a la Fiscalía a que investigue por incitar a la violencia y al odio.

El Gobierno denuncia ante la Fiscalía el cartel de Vox El Gobierno denuncia ante la Fiscalía el cartel de Vox - Foto: Marta Fernández Jara Europa Pr

"Es un ataque directo a la democracia", han coincidido este miércoles Montero y Belarra después de que ayer Vox pegara en varias estaciones de metro de Madrid un gran cartel en el que aparecía en un lado una anciana y en el otro a un joven inmigrante con el texto "Un mena 4.700 euros al mes, tu abuela 426 euros de pensión/mes. Protege Madrid, vota seguro".

Esta campaña ha levantado duras críticas y mientras varios ministros calificaban el hecho de "repugnante" y "vergonzante", el dirigente del PP, Pablo Casado, ha avisado a Santiago Abascal de que "no todo vale" en campaña electoral.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha sido la primera que en la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno del Congreso ha acusado a Vox de fomentar el "odio" y "dividir a los españoles" y minutos después la vicepresidenta segunda y Ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, les ha llamado "xenófobos y machistas".

"Ni España ni la ciudadanía de este país merecen que pueda haber estos mensajes de odio, de enfrentamiento, y desde luego espero que se quiten lo antes posible", ha recalcado a su vez la ministra de Defensa, Margarita Robles, a los medios de comunicación del Congreso, que se ha convertido en un hervidero de reacciones.

Eso sí, unas más contundentes que otras, ya que mientras Casado pedía a Vox responsabilidad, señalaba que el cartel es "publicidad engañosa" y acusaba a Sánchez de provocar un efecto "llamada" a la inmigración ilegal, el líder de ERC, Gabriel Rufián, incidía en que "hay que ser una bestia para criminalizar de esa manera a menores".

"Son cobardes y miserables quienes ponen en el disparadero a niños", puntualizaba también el dirigente de Más País, Íñigo Errejón, mientras la presidenta Ciudadanos, Inés Arrimadas, afirmaba que lo de Vox es "populismo puro".

Y en frente el partido de Abascal, que insiste en que el dato de la paga de más de 4.000 euros a los menores inmigrantes irregulares no acompañados es real y aboga por devolverlos a sus países de origen.

"La solidaridad pasa primero por ayudar a nuestros compatriotas", ha aseverado el diputado de Vox Javier Ortega Smith que pide destinar esos recursos que se emplean en la manutención de los menores inmigrantes a ayudar a los españoles.

Lo cierto es que la polémica se colorá previsiblemente en el debate electoral de esta noche que protagonizarán los seis candidatos a la presidencia de Madrid.

La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado "absolutamente en contra" del cartel de Vox pero ha acusado al Gobierno central de no dar más recursos ante lo que considera un incremento de la inseguridad ciudadana.

"Igual que Vox distingue que un hombre no es un maltratador por ser hombre en este caso también, habrá menas que son delincuentes y otros muchísimos que no lo son, y el delito es igual de importante si lo comete alguien de origen español o de fuera", ha puntualizado.