scorecardresearch

El español se hace inclusivo

Ana Martínez
-

A partir de octubre, las pruebas para que los extranjeros obtengan el diploma de español serán orales para personas no alfabetizadas

Imagen de archivo de los cursos DELE en el Aula de Formación Permanente de la UP. - Foto: Ayuntamiento

El Instituto Cervantes es el encargado de elaborar y administrar dos pruebas que se requieren para la obtención de la nacionalidad española: el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) a partir del nivel A2 para personas de países o territorios no hispanohablantes;y la prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España (CCSE), destinada a los residentes en este país de habla hispana. Se trata de dos pruebas que deben formar parte de los requisitos para obtener la mencionada nacionalidad.

Desde 2013, la Universidad Popular de Albacete es centro oficial examinador de las pruebas DELE y CCSE y cuenta con examinadores reconocidos por el Instituto Cervantes. En estos momentos y tras años de experiencia, se encuentra inmersa en la selección de los alumnos para los diferentes niveles de español que imparte para poder examinar y expedir los DELE.

Maribel Sanabria comenzó a trabajar en la Universidad Popular cuando su Aula se llamaba de Educación de Adultos. Hoy, Sanabria se encarga del Aula de Formación Permanente donde se incluyen estas clases de español, desde alfabetización hasta el nivel B2, aunque el más demandado es el A2, puesto que con él, tras aprobar el examen, se puede obtener la nacionalidad española por residencia.

Explica que la demanda ha llegado a tal punto, que el centro homologado de la UP de Albacete tiene que organizar entre seis y ocho grupos de aprendizaje del español, integrados por un máximo de siete alumnos por aula para cumplir con las medidas sanitarias frente a la Covid.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)