scorecardresearch
Editorial

El Puerto Seco como proyecto de ciudad del siglo XXI

-

La ciudad tiene ante sí un futuro ilusionante para volver a situarse en la calle mayor de las comunicaciones del sureste peninsular

El Centro deInterpretación del Agua de Albacete (CIAb) acogió el miércoles la puesta de largo del proyecto del Puerto Seco de la capital. Será un proyecto público-privado que terminará con una reivindicación histórica de los ciudadanos y será la piedra angular sobre la que se sustentará el Albacete logístico. Porque si de algo presume esta tierra es de su ubicación privilegiada que durante siglos fue cruce de caminos y que hoy había quedado un tanto desamparado por diversos intereses políticos coyunturales. Con el espaldarazo recibido, tanto por las instituciones públicas -desde el Ayuntamiento hasta el Gobierno de España, pasando por la Diputación Provincial y la Junta de Comunidades o las autoridades portuarias de Valencia y Alicante- como por la iniciativa privada -con el Grupo Candelo como cabeza tractora, pero con grandes empresas detrás, como navieras de entidad mundial como Maerks Line, operadores ferroviarios...- el Puerto Seco de Albacete tiene muchas opciones de ser una realidad en el próximo lustro. En el pasado hubo otros intentos, pero intereses cruzados de particulares, empresas y administraciones públicas dieron al traste con los proyectos en la mayoría de las ocasiones; en otras, meros especuladores quisieron hacer el agosto a costa de las ilusiones de toda una ciudad con infraestructuras que eran poco menos que castillos en el aire.

La realidad de hoy es que el proyecto público-privado tiene todos los visos de salir adelante y encontró en las instituciones involucradas unos socios colaborativos de primera magnitud. Además, ADIF, que es la encargada de incluir este puerto seco a la red nacional e internacional, también mostró un gran interés en que Albacete se convierta en una prolongación de los puertos de Valencia y Alicante.

Los mimbres están preparados, ahora es el momento de trenzar las fibras para hacer un buen cesto que dé un giro radical a la economía local y provincial. Y no hay que demorarse, porque el proyecto logístico tiene todas las características para hacerse acreedor de alguna de las ayudas del fondo de recuperación del Covid-19 promovidas por la Unión Europea. Y estas subvenciones tienen un horizonte fijado para acometer la inversión que no va más allá de 2026.

Paralelamente Airbus desarrolla su hub logístico a nivel mundial en el polígono aeronáutico y el Puerto Seco será un complemento perfecto para su desarrollo futuro.

La ciudad tiene ante sí un futuro ilusionante para volver a situarse en la calle mayor de las comunicaciones del sureste peninsular. Sin embargo, todavía tiene que reivindicar la construcción de la autovía A-32 entre Albacete y Linares, olvidada durante décadas y que está llamada a convertirse en un eje vertebrador y dinamizador de toda la región.