scorecardresearch

Gabriel Olivares regresa con sus dos últimos éxitos teatrales

Antonio Díaz
-

El director albacetense presenta hoy, en el Teatro de la Paz, a partir de las 19 y 21,30 horas, la comedia 'La Cuenta' y volverá al Teatro Circo el 6 de octubre con 'Las Hermanas de Manolete'

Imagen de ‘La Cuenta’ que llega hoy al Teatro de la Paz. - Foto: Nacho Peña

Gabriel Olivares regresa a Albacete con sus dos últimos éxitos teatrales, hoy, al Teatro de la Paz, con La Cuenta, con dos pases, a las 19 y 21,30 horas, y el próximo 6 de octubre, al Teatro Circo, a las 20 horas, con Las Hermanas de Manolete. En ambos casos dirige el albacetense, se trata de dos producciones muy distintas.

La Cuenta es una comedia de Clément Michel, uno de los mayores éxitos del actual teatro francés de los últimos años, y la versión de Gabriel Olivares llega con tres  temporadas de éxito en Madrid y en estos momentos se encuentra de gira nacional. Una comedia protagonizada por una piscina,  Antonio Hortelano, César Camino y Raúl Peña. Tres amigos, la cena en un  restaurante de la noche anterior, una vida compartida y muchas cuentas pendientes que provocará carcajadas entre el público.

Las Hermanas de Manolete es una obra aclamada por la crítica y, tras una temporada en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, arranca igualmente su gira nacional. Una  historia de ficción, de mujeres alrededor de la muerte del torero Manolete, protagonizado por Ana Turpin, Alicia Cabrera y Alicia Montesquiu, que es también autora.

El denominador común en ambos casos es Gabriel Olivares que vuelve a su tierra con estas dos obras que han sido un éxito en la cartelera madrileña. El albacetense, además de director, ejerce de productor en ambas.

La faceta como director de escena es la más conocida de Gabriel Olivares, un profesional totalmente reconocido de las artes escénicas y un habitual de la cartelera madrileña con diversos montajes compartiendo su firma. También ejerce como productor y formador a través del proyecto TeatroLAB Madrid, cuenta con El Reló como compañía propia y desarrolla su faceta como dramaturgo escribiendo obras o adaptando textos de otros autores.

En la temporada que ha arrancado este mes  tiene en cartel como director Hamlet soy yo , de Richard James, en la que también participa como actor, en el Teatro Reina Victoria;La madre que me parió, en el Teatro Lara; el teatro concierto Daniel Diges, Cinema show, en el Teatro Príncipe Pío, y también se hará cargo de la dirección de las partes no musicales del espectáculo We will rock you. Además seguirán en gira El Premio, de Joaquín Górriz, La Cuenta, de Clément  Michel, y Las Hermanas de Manolete, de Alicia Montesquiu, las dos últimas, que presenta en el Teatro de la Paz hoy y el Teatro Circo próximamente.

Las obras. En La Cuenta todo comienza cuando tres viejos amigos quedan, después de un tiempo viéndose poco, con la excusa de ayudar a arreglar la piscina de uno de ellos. Entonces, uno de los amigos, Alejandro, decide invitar a cenar, pero, al día siguiente, se arrepiente y les pide a Julio y Antonio el importe de la cuenta, su parte de la cuenta. A partir de ese leve incidente estalla una sucesión de cuentas pendientes.

Tras el exitoso paso por los escenarios madrileños, en teatro Pequeño Gran Vía y Teatro La Latina, la obra sigue con su gira.

Esta obra de Clément Michel es una comedia moderna y sofisticada que narra la historia de todo lo que nos callamos y que, a veces, es la base de una amistad; y que, también, otras veces, es la base de la desaparición de la amistad. Ramón Paso adapta el texto dándole alas, creando unos personajes más profundos, con más aristas y recovecos, y llenando su adaptación de giros de una teatralidad que a veces sólo se apuntaban en el original francés. La historia de cuentas pendientes provoca carcajadas entre el público y pone en duda la definición que cada uno tiene de sí mismo y de sus amigos; la sexualidad, las infidelidades, las nuevas experiencias, el pasado y también  el presente.  

De otro lado, Las Hermanas de Manolete se centra en una historia de amor, sangre y rabos de toro en clave de humor negro.

Es una historia de ficción basada en los personajes reales que rodearon la muerte del torero Manolete en 1947. Un retrato de la sociedad franquista de esos años, en la que las mujeres eran meros objetos que no debían sobresalir sin permiso;una negra historia de ineptitudes y oscuridad que lleva a la tragedia de varios seres: a un hombre considerado un dios, a un toro y a una actriz enamorada.