scorecardresearch

La felicidad bajó casi un dos por ciento durante 2021

J.G.
-

Así lo demuestra un estudio realizado por la UCLM, en el que se refleja que el Covid sólo ha influido un tres por ciento en nuestra infelicidad

Víctor Raúl López. - Foto: J. G.

La felicidad de los españoles descendió cerca de un dos por ciento durante el año 2021 y se sitúa en un porcentaje del 75,5% sobre 100.. Así al menos lo refleja el nuevo informe del Observatorio de Intangibles y Calidad de Vida que ha sido presentado esta mañana en el edificio Melchor de Macanaz de la Universidad de Castilla-La Mancha, por uno de sus autores, Víctor Raúl López.

En este informe 2021, que lleva por título Felicidad y calidad de vida, factores clave en una sociedad pos-COVID-19, se analiza la situación pospandemia, el efecto de la misma y el modelo de felicidad para los ciudadanos españoles.

El propio López se mostraba sorprendido de que el Covid haya afectado tan poco a la felicidad de los españoles. "Ciertamente a nivel de la nación el Covid si que ha traído infelicidad, pero no como se preveía, estamos hablando de un tres por ciento, como factor negativo en la calidad de vida de los españoles, por lo tanto da muestras de un alto nivel de resiliencia de la sociedad española, porque no era así lo que se esperaba".

Y es que según señalaba, el factor fundamental en la felicidad es la institución familiar, ya que supone casi un 40% del total.

En cualquier caso, si que manifestaba que el Covid ha afectado más a las personas jóvenes. "En cuanto a las conclusiones, podemos destacar el alto nivel de resiliencia ciudadana, pero si dividimos el estudio por franjas de edad joven, la menor de 29 años, si que ha sufrido el Covid de una manera más importante y como no ha sido en una forma de trauma, porque no mueren por ello, como la gente mayor, estamos hablando de razones psicológicas, por lo tanto han sido los más vulnerables, los menores de 29 años". En este sentido, también cabe destacar que los mayores también se han visto más afectados por la pandemia, en lo que a felicidad se refiere, que las personas de mediana edad.

Si la institución familiar supone casi un 40% del efecto de felicidad y el Covid un tres por ciento negativo, podemos decir que el ocio, la cultura y el deporte ocupan en torno al 12% de nuestra felicidad, al igual que el entorno laboral y el desarrollo laboral de la persona. "No tanto trabajar, sino trabajar con una buena calidad", señalaba López.

Hay otros factores como la renta que ocupan en torno a un cuatro por ciento, como sucede con la sostenibilidad y la cercanía a la naturaleza, el porcentaje hasta llegar al 100% se completaría con otros factores como la movilidad, o el lugar de residencia.

Por primera vez el estudio también refleja el teletrabajo, como comenta Víctor Raúl López. "Hemos notado que en los sectores punteros en este desarrollo, Sanidad y Educación, se muestran los propios trabajadores adversos al desarrollo del teletrabajo, no son proclives a él y no lo quieren, prefieren el desarrollo de su trabajo de forma presencial".

En cuanto a la diferencia entre residir en el campo o la ciudad, aunque se han reducido las diferencias, donde más altos están los niveles de calidad de vida, siguen siendo los municipios de entre 1.000 y 5.000 habitantes.