"No queremos una guerra con Rusia, pero estamos preparados"

Agencias
-

Ante la movilización militar rusa en la frontera, «la mayor desde 2014», Kiev insiste en la necesidad de ingresar en la OTAN y, sobre todo, en la cooperación de sus socios internacionales para evitar que la tensión derive en un conflicto

"Ucrania no quiere una guerra con Rusia"

La tensión entre Ucrania y Rusia vuelve a elevarse, después de que Moscú haya vuelto a desplegar sus tropas en la frontera con su país vecino, «la mayor movilización militar rusa» desde 2014, lamenta el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba.

Jefe de la diplomacia de Kiev desde marzo de 2020, espera contar con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados en la Unión Europea, y recalca que el ingreso de Ucrania en la OTAN sería la «única garantía sólida de seguridad en Europa».

 

¿Cuál cree que es el objetivo de Rusia con esta actuación?

No podemos nunca predecir qué tiene Rusia en mente. Esta es la lección que aprendimos en 2014, cuando era absolutamente inimaginable que Rusia invadiría Ucrania, se haría con el control de Crimea ocupándola ilegalmente y también invadiría el este de Ucrania. Y desde entonces yo creo que nadie puede excluir ninguna opción.

¿Cuál es la respuesta de Kiev al deterioro de la situación de seguridad?

Los funcionarios rusos comenzaron a enviar mensajes que directamente amenazan la existencia del Estado ucraniano como tal, llegando a asegurar que el comienzo de la guerra en el Donbás será el principio del fin de Ucrania. El Ministerio de Exteriores de Rusia dice que el ingreso de Ucrania en la OTAN tendría consecuencias destructivas para el Estado ucraniano.

Cuando nosotros leemos todos esos mensajes, comprendemos que la estrategia rusa puede ser de alcance y tenemos que prepararnos para una defensa total de nuestro país ante la escalada rusa.

¿Qué pruebas tiene de la actual movilización militar de Rusia?

Tenemos cifras concretas sobre el aumento de personal militar, sobre el suministro de nuevo equipamiento militar, tanques, artillería. Pero hay una cifra que me parece particularmente importante y que demuestra la escalada rusa de una manera mucho más eficiente que cualquier movilización militar. Es el número de bajas ucranianas en la zona de guerra. Desde la introducción del alto el fuego en julio de 2020 y hasta diciembre de 2020, Ucrania ha perdido a cinco soldados. Desde enero hasta ahora 25 soldados han fallecido. Veinticinco en comparación con cinco es una clara evidencia de la escalada.

El presidente Zelenski ha dicho que la única forma de resolver el conflicto en el Donbás es la adhesión de Ucrania a la OTAN. ¿Qué les diría a quienes dicen que podría provocar a Rusia aún más?

Las personas que creen que la causa del problema es que alguien provoca a Rusia son miopes o son agentes rusos. Porque nosotros no les provocamos en 2014 y ellos ocuparon ilegalmente Crimea y el Donbás. España no provocó a Rusia y Moscú interfirió mediante la propaganda y desinformación en la situación entorno a Cataluña.

Si Ucrania hubiera sido miembro de la OTAN antes de 2014, Rusia no se hubiera atrevido a atacar a un país protegido por el Tratado del Atlántico Norte.

¿Entonces, la OTAN es la única solución?

Estratégicamente, la única garantía sólida de seguridad en Europa y en un espacio euroatlántico más amplio es la entrada de todas las democracias regionales en la alianza de la OTAN. Y Ucrania es una democracia, limítrofe, lamentablemente, en nuestro noreste con países que son profundamente antidemocráticos. Aquí debo mencionar a Rusia y a Bielorrusia.

¿Está satisfecho con la reacción por parte de sus socios occidentales? ¿Qué espera de ellos?

Noto una clara diferencia entre 2014 y ahora. Nos pedían tiempo para comprender la situación. Hoy nuestros socios dicen todos lo mismo: «Vemos lo que está pasando, vemos que Rusia está escalando, contad con nuestro apoyo».

Les decimos a nuestros socios que apreciamos el apoyo político que nos brindan, pero también les pedimos que consideren debidamente cuál podría ser su ayuda práctica si Rusia opta por una escalada. Hay muchas opciones, algunos pueden imponer sanciones, otros pueden brindarnos ayuda militar y terceros pueden compartir Inteligencia.

El próximo lunes va a participar en el consejo de Asuntos Exteriores de la UE, ¿qué pedirá a sus colegas europeos?

Kiev y Bruselas tienen unos lazos muy fuertes. Apreciamos todo lo que ha hecho para apoyar a Ucrania desde 2014. Podían haber hecho más, pero comprendemos que cuando las decisiones son adoptadas por consenso tienes que medir tus expectativas.

¿Ve usted alguna discrepancia entre el apoyo de EEUU a Ucrania con la nueva Administración del presidente Joe Biden y la UE?

Me gustaría aclarar que Ucrania no quiere una guerra. No estamos preparando ninguna escalada, ofensiva u operaciones militares limitadas sobre el terreno. Contamos y lo apostamos todo por una solución diplomática del conflicto.

No será una gran sorpresa o una exageración decir que Estados Unidos es nuestro socio número uno cuando hablamos de seguridad, mientras que la Unión Europea es el socio número uno cuando se trata de cooperación y fortaleza económica de Ucrania.