scorecardresearch

«He intentado construir una persona dentro de 'Ojos de Sol'»

Antonio Díaz
-

Miguel Gane, George Mihaita Gane, presentó en Librería Popular de la capital su último libro, Ojos de Sol. El autor comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de su cuarto poemario.

«He intentado construir una persona dentro de ‘Ojos de Sol’» - Foto: Rubén Serrallé

Miguel Gane, George Mihaita Gane, presentó en Librería Popular de la capital su último libro, Ojos de Sol. El autor comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de su cuarto poemario. 

¿Por qué ese título Ojos de Sol?

Es una metáfora, por llamarlo de alguna manera, respecto a  las margaritas. Yo entendí que al igual que las margaritas, entre las flores más comunes, las personas si bien nos parecemos, somos diferentes y lo identificaba con ese sentido de las margaritas que, por más que las mires, aunque parezcan iguales, no lo son.

Es su cuarto poemario, ¿hay muchas diferencias respecto  a Con tal de verte volar?

Desde luego que sí. Eso lo tendrá, desde luego que decir el lector, pero yo como autor estoy bastante contento, evolucionando desde el punto de vista literario y de la temática sobre la que escribo. Hay diferencias a la hora de expresarme y también sobre la preocupación que uno tiene por los temas. En este poemario hay una amplia variedad temática, con un toque social, pero creo que lo más destacable es que hay una evolución literaria, de la que estoy muy contento y vengo muy seguro con alguno de los poemas, de los mejores que he escrito hasta la fecha.  

¿Qué temas le interesan?

El poemario tiene una variedad enorme como decía. Por ejemplo, la muerte, el paso del tiempo, o esa generación, de 30 años, que se enfrenta a varias crisis y falta de oportunidades, casi de esperanza respecto al futuro. Ahí está el tema de la salud mental, la inmigración, porque me toca en primera persona, el feminismo, porque lo vemos todos los días;también hay poemas de amor y desamor y otros con un toque un poco más filosófico. Trata sobre la unicidad de las personas y he intentado construir una persona dentro de Ojos de Sol.   

¿A quién va dirigido?

Parto de la universalidad. La poesía, si tiene algo particular, es que es un género universal, cualquier persona se puede acercar a un libro de poesía. Sí es cierto que con este poemario me he centrado más en esta generación, de 20  a 40 años, de gente afín a mí, por decirlo de alguna manera, con los mismos problemas y ha sido casi un ejercicio de observación, con mucha charlas. 

¿Hay una nueva generación que se acerca a la poesía?

Sí, categóricamente, lo venimos demostrando, en mi caso desde hace seis años. Es mi cuarto poemario y el lector avanza también con el autor y eso me alegra mucho, como me alegra ser casi la puerta de entrada a un género,  la poesía, que siempre ha sido minoritario y estamos peleando por que deje de serlo.  

Usted comenzó en redes sociales y dio el salto al papel. ¿Contento de pasar al circuito de librerías?

Desde luego, lo mío fue un crecimiento a la par. Cuando publiqué mi primer libro en 2016, apenas tenía público en Instragram y otras redes sociales. Mi público online creció con mis libros, fue un movimiento que se hizo a la par. Es de agradecer porque los lectores llegan después de coger una de tus obras en la librería. También son de agradecer los lectores que llegan a través de las redes sociales. 

Cuando dicen que es una referencia entre los jóvenes poetas, ¿qué significa para un autor?

Desde luego, es un gran compromiso, porque sabes que hay gente que se fija en ti  a la hora de escribir. Es  visible en los últimos años se ha publicado mucha poesía, en grandes y pequeñas editoriales, y claro muchos vienen de vernos en redes sociales creciendo y tratando de ofrecer buenos poemas. Lo utilizan casi como inspiración, casi como camino y, desde luego es una gran responsabilidad y uno tiene que ser consciente de dónde está y lo que significa para muchos escritores que están empezando en este genero. Tampoco hay que perder el norte y tengo una cosa muy cierta, que he venido para quedarme y para mejorar en mi literatura, el objetivo de cualquier escritos.  

Escribe novela, ¿dónde se siente más cómodo?

He de confesar que tengo un fetiche y un amor muy bonito con la narrativa. Me siento muy cómodo al sumergirme en una historia, me gusta mucho y estoy tanteando nuevas historias, escribiendo relato, pero no tengo ni idea qué será lo próximo.