scorecardresearch

Problemas con la entrega de material paralizan la construcción

Ana Martínez
-

La Asociación Provincial de Constructores y Promotores advierte de que el encarecimiento de las materias primas complica la venta de viviendas a precio cerrado

Inicio de unas obras en construcción. - Foto: Rubén Serrallé

La construcción no consigue levantar cabeza. Después de la crisis del ladrillo provocada por el boom experimentado por el sector en los primeros años del siglo XXI, la construcción privada estuvo sujeta a una remontada muy lenta y gradual. Cuando la normalidad estaba a la vuelta de la esquina, una pandemia paralizó el mundo y el sector de la construcción recibió un nuevo mazazo, aunque no tan fuerte como en 2008.

Superado confinamiento y restricciones, ahora son varios los frentes que tiene abiertos el sector que le impiden despegar de una vez por todas: el primero y más grave, la escalada de precios de los materiales básicos para la edificación como ladrillos, hierros, hormigón, maderas, cerámicas... De media, estas materias primas han subido entre un 30 y un 40% en el último año, una situación que está lejos de minimizarse ante el estallido de la guerra en Ucrania, proveedora de buena parte de estos materiales.

Para el vicepresidente de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Albacete (Apeca), Miguel Ángel Ródenas, el problema del encarecimiento de las materias primas afecta a la construcción en general, tanto pública como privada, aunque el Real Decreto Ley de 1 de marzo, del Gobierno de España, aplicará medidas en materia de revisión excepcional de previos en los contratos de obras del sector público.

«Las dificultades están especialmente en la obra privada», explica Miguel Ángel Ródenas. Se refiere principalmente a la construcción de vivienda de renta libre, un mercado que se encontraba en expansión, pero que a día de hoy no sabe hasta qué extremo le va a afectar este incremento de los precios, dado que los constructores «se están enfrentando a subidas del 30, 40 y 50% de los materiales», aumentos que repercutirán finalmente en una importante subida de los costes.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)