scorecardresearch

El precio de los alimentos básicos subió un 18% en un semana

Ana Martínez
-

Cadenas de hiper y supermercados sufren escasez de lácteos, pastas y aceite de girasol, lo que originó el aumento del valor de los productos relacionados con estas materias primas

Gráfico con la evolución de los precios de los alimentos básicos. - Foto: Juan Miguel García

La crisis de materias primas provocada por la guerra en Ucrania y por el paro de los transportistas, junto con la escalada del precio de la energía, del gas y de los combustibles, está originando el aumento de precios de los alimentos básicos, tal y como se deduce del seguimiento del Observatorio de Precios que inició la pasada semana La Tribuna de Albacete.  

A partir del apunte de precios de seis productos alimenticios diferentes, vinculados con la escasez de materias primas como el aceite de girasol, las harinas y los lácteos, tomado en tres cadenas de hipermercados diferentes y una vez hecha la medida, el Observatorio arroja como conclusión que, en solo una semana, el precio total de los alimentos analizados ha subido un 18%, de manera que si la cesta de la compra con estos seis productos de marca blanca -un kilo de arroz bomba, un kilo de macarrones, un pack de seis latas de atún con aceite de girasol, un litro de leche entera, un litro de aceite de girasol y la barra de pan más económica- costaban la pasada semana 10,58 euros, este viernes, con los mismos productos en caja, el ticket salía de la registradora con 12,50 euros de coste, es decir, un 18% de incremento.

Todos los alimentos básicos analizados en este Observatorio han experimentado un leve aumento de su valor de venta al público, a excepción del atún con aceite de girasol, que bajó en 0,32 euros.

En el día de ayer, las cadenas de hipermercados y supermercados sufrían escasez de lácteos, pastas, aceite de girasol y determinadas legumbres, debido al mantenimiento del paro de los autónomos y pequeños empresarios del sector del transporte. Una inactividad que se deja sentir notablemente en la línea de determinadas referencias y categorías, como los lácteos, especialmente la leche de marca blanca, que ayer estaba completamente desaparecida de las estanterías, como ocurrió también específicamente con el aceite de girasol.

Desde la Asociación Nacional de Grandes Distribuidores (Anged) hacen un llamamiento a la calma y a la prudencia del consumidor, ya que las cadenas de alimentación están haciendo todo lo posible por garantizar el suministro de las diferentes categorías.