El nuevo Alba tiene otra prueba de fuego

Juan Carrizo
-

El conjunto manchego lleva un triunfo y un empate desde la llegada de López Garai y buscará la continuidad a esa buena racha frente a un Rayo Vallecano que apunta alto

Los jugadores del Albacete celebran el gol de Arroyo en el último partido disputado en el Belmonte. - Foto: Rubén Serrallé

El Albacete está cerca de sacar la cabeza de los puestos de descenso pero para ello debe mantener el tirón positivo logrado con la llegada de Aritz López Garai al banquillo.
Se logró un triunfo sobre el Sabadell en un partido donde el equipo fue de menos a más, para después sumar un valioso punto ante un rival de mucha entidad como el Mallorca, en un partido donde no faltó el golpe de inspiración del Tomeu Nadal de sus mejores tardes con la camiseta del Albacete.
Esos buenos resultados sirven para afianzar el nuevo estilo de juego que ha implicando López Garai, donde hay más protagonismo para el balón y, por ende, un mayor protagonismo para los jugadores de calidad que tiene la plantilla. El único problema es que con los partidos tan seguidos al técnico le está faltando tiempo para ahondar en los conceptos con los que ganar fiabilidad.
Y si el Mallorca era un hueso duro de roer, no lo será menos un Rayo que ha empezado bien y de ahí que esté arriba en la tabla, al acecho del líder Espanyol junto a un ramillete de equipos que pugnan por abrir brecha con la mitad de la tabla.
López Garai habló de la necesidad de rotar jugadores debido a la carga de partidos, pero no está claro que vaya a haber muchos cambios en el posible once. La posibilidad de hacer cinco cambios a lo largo del encuentro da ese punto de confianza para los que vienen mostrando buenas maneras.

 

(Más información en la edición impresa)