scorecardresearch

Sanidad, 'vuelta al pasado'

María Albilla (SPC)
-

Los sistemas sanitarios se enfrentan, tras dos años de pandemia, al reto de regresar a una atención cercana al paciente que vuelva a poner el foco en las enfermedades no transmisibles

Sanidad, ‘vuelta al pasado’

El coronavirus se apoderó con su llegada de todo, empezado por la salud de las personas, pero también de la del propio sistema sanitario. Dos años después, aunque sin perder de vista al SAR-CoV-2 y sus variantes, es el momento de curar las heridas que aún quedan y suturarlas para volver a centrar la mirada en todos esos enfermos que han pasado a un inmerecido segundo plano en este escenario adverso.

Los sistemas sanitarios deben hacer frente a esta nueva fase uniendo fuerzas con los protagonistas implicados en la salud de los pacientes. «No podemos perder los avances que se han logrado en los últimos 20 años en materia de prevención y tratamiento en infinidad de enfermedades. Nadie debería quedarse atrás sufriendo los daños colaterales de la pandemia», explica João Madeira, CEO de Viatris España, sobre la situación que se ha heredado de estos dos años de pandemia de coronavirus.

Madeira es consciente del retroceso que ha supuesto esta situación para la salud de los ciudadanos y se basa en los datos para explicarlo. La empresa de atención médica ha realizado un estudio sobre una muestra de 4.800 personas del impacto que ha tenido la COVID-19 en los pacientes afectados por enfermedades no transmisibles en Europa y Estados Unidos. «Sabíamos que la gente estaba teniendo dificultades porque nos lo contaban nuestros familiares y amigos, pero ahora ya tenemos los datos», agrega Madeira, que explica en base a las conclusiones de esta investigación que el 50 por ciento de los encuestados apuntaron que había empeorado su situación y que el 17 por ciento había desarrollado una enfermedad durante los años en los que el acceso a las consultas no ha sido normal.

«Además hay dos datos muy importantes y es que el 26 por ciento de los pacientes crónicos han reportado que la situación en el sistema ha influido en el modo en el que obtenían su tratamiento. También ha sido muy impactante en este estudio que un 54 por ciento de esas personas nos comunicaron que se habían sentido aisladas socialmente y que esto había tenido un efecto negativo en su calidad de vida, sumando estrés a  su estado de ánimo», sostiene.

El cáncer es una de las enfermedades no transmisibles que más impacto tiene en la población mundial con casi 10 millones de fallecimientos al año, según detalla  la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el caso de esta enfermedad, «hablamos de vida o de muerte y uno de cada tres pacientes tuvieron un retraso de sus operaciones o habían experimentado un largo retraso en las citas con sus especialistas», añade el experto.

En un escenario como este, el  CEO de Viatris España apuesta por la unión de fuerzas de los políticos, las sociedades científicas, las de profesionales de médicos, de farmacias y la industria farmacéutica para generar las sinergias necesarias para recuperar el sistema del que los pacientes se beneficiaban hace un par de años. 

Prevenir mejor que curar

En el afán de la firma de lograr que las personas vivan de manera más saludable en cada etapa de la vida, Madeira insiste en la importancia de la prevención, ya que, en el escenario actual, es importante dar prioridad a las terapias y tratamientos para pacientes con enfermedades que ya están en curso, pero no debe olvidarse la prevención que también se dejó de lado temporalmente en la pandemia.

Y este es otro de los grandes retos del futuro más cercano. «Nosotros sabemos que en patologías como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiometabólicas... si reducimos el perímetro abdominal, eliminamos el tabaco y seguimos ciertas medidas higiénico-dietéticas, estas pueden mejorar, pero para tener éxito en ello tenemos que saber comunicárselo bien a la población», reflexiona Madeira. Igual que también lo es «lograr los diagnósticos de manera cada vez más temprana porque eso mejorará significativamente la calidad de vida una vez que se empieza a tomar la medicación», explica. Un razonamiento que marida a la perfección con la misión de Viatris: «Queremos añadir años a la vida, pero también vida a los años», sentencia João Madeira.