scorecardresearch

David Varela: "Es una oportunidad única"

Cristóbal Guzmán
-

El entrenador del Albacete Basket reconoce que el ascenso a LEB Oro "está tan cerca que seguramente da vértigo", aunque advierte que su equipo deberá "estar al 200%" para vencer al Valencia BC el próximo sábado en el Pabellón del Parque

David Varela, técnico del Albacete Basket, durante su comparecencia de hoy en el Pabellón del Parque. - Foto: C.G.

Comenzó la cuenta atrás para el partido de vuelta de la última eliminatoria de ascenso a la Liga LEB Oro, que enfrentará el próximo sábado al Bueno Arenas Albacete Basket y al Valencia BC en el Pabellón del Parque, a partir de las 19.30 horas, con una mínima ventaja (71-70) para los 'taronja' en el encuentro de ida.

David Varela, entrenador del equipo albaceteño, compareció hoy para ofrecer sus previsiones sobre este trascendental encuentro que cerrará la temporada. "Si hubiésemos vuelto con 15 puntos en contra que llevábamos en el tercer cuarto, no tendríamos opciones. Ahora estamos con un 50% de posibilidades porque se trata de ganar, damos por buena esa derrota por un punto porque el Burgos y Zamora salieron de allí con derrotas muy largas que no fueron capaces de superar frente a un buen equipo", recordó, para añadir: "Cada vez nos acercamos más a ellos, nos han ganado cuatro veces y si les ganamos en esta será la que vale, así hay que tomar el deporte. Que nos han ganado tanto demuestra en el equipo que es, con buenos jugadores bien dirigidos, y ello supone que habrá que poner el 200% de lo que tenemos para plantarles cara y ganarles".

Varela explicó: "Nunca hemos tenido el objetivo ni la necesidad de ascender, pero la temporada se ha dado bien y hemos tenido esa pizca de suerte que se requiere. Tenemos jugadores diferenciales a un precio que podíamos asumir y que seguramente no sea el suyo, por eso hay que estar agradecidos. Lo tenemos tan cerca que seguramente da vértigo, es una oportunidad única". Pese a ello, restó dramatismo en caso de una eventual derrota y así lo expresó: "Intentamos mantener la tensión al máximo, entrenando lo más duro posible con nuestra actitud como si fuera una semana normal, pero se nota ese runrún que intentamos rebajar porque al fin y al cabo se trata de un deporte: si ganamos, estupendo, y si perdemos debemos levantarnos y seguir haciendo cada uno su trabajo". "Intentamos quitar presión a los jugadores, yo viví una situación parecida ante 6.000 personas y se te puede venir en contra, por eso hay que hacerles ver que vienen a ayudarnos, que están de nuestro lado y que si perdiésemos no pasaría nada, seguirían estando con nosotros", aseguró.

Por lo que respecta a las claves de esta final, el técnico echó mano de algún pajsaje de la NBA. "Decía Reggie Miller que en el último partido ya no vale nada, que es solo el deseo, y es verdad con matices. Hay que preparar el partido, pero hay un componentes de deseo y ganas que es lo más importante en una final".

David Varela elogió la actitud de sus jugadores y ejemplificó esa capacidad de superación. "A veces hemos sido injustos, por ejemplo con David (Knudsen), que ha bajado su nivel de anotación, pero es que está machacado físicamente por una lesión y está haciendo lo imposible no solo por jugar los partidos, sino también por entrenar. Un jugador que es capaz de hacer 42 puntos en un partido se pone el mono de trabajo, y si no está acertado en el tiro se pone a defender todo lo que puede. Eso es lo que necesitamos de cada uno, que todos se concentren, estén acertados y seamos capaces de hacer lo que podamos", dijo.

Cuestionado por alguna promesa pendiente si su equipo logra el ascenso, Varela señaló: "No soy mucho de celebraciones y he dicho que no preparen nada hasta que no lo tengamos. Si se consigue, sobre la marcha se les ocurrirá algo para disfrutar todos juntos, sobre todo con la gente que ha estado todo el año".