Más del 45% de la FP que se imparte en la provincia es Dual

M.D.M.
-

Unas 200 empresas albacetenses forman parte de proyectos de Formación Profesional que son eminentemente prácticos

Imagen de archivo de una clase en un ciclo de Formación Profesional en el IES Al-Basit, que cuenta con la modalidad Dual. - Foto: José Miguel Esparcia

La Formación Profesional (FP)  Dual, aquella en la que las empresas se involucran directamente en la formación de los alumnos, aumentó cerca del 20% en el último curso, con respecto al ejercicio 2017-2018 y supone ya más del 45% de los ciclos de FP que se imparten en la provincia de Albacete. Casi el 60% si tenemos en cuenta únicamente los ciclos de FP de grado medio y superior, no los de FP básica y la modalidad elearning, que no afectan a la FP Dual.
Educación oferta en Albacete unos 170 ciclos de FP -básica, media y superior, además de elearning- y hasta 80 son ya de FP Dual. 
Si el curso pasado eran 63 los proyectos de FP Dual que se impartían en la provincia de Albacete, este ejercicio alcanzan los 80, según los datos facilitados a este diario por el director provincial de Educación, Diego Pérez, quien subrayó la importancia de esta formación puesto que en la misma se involucran directamente las empresas y permite ampliar la oferta formativa en área en las que haga falta personal cualificado.
Con ello, como lo recordó Pérez, también se gana en empleabilidad de los estudiantes que terminan estos estudios.
Y el delegado de Educación también puso de relieve la «mayor implicación» que están teniendo, cada año más, las empresas albacetenses para apostar por esta formación. Desde grandes empresas como Airbus Helicopters o Ingeteam, que incluso han colaborado en la puesta en marcha de algunos de los proyectos y reciben en sus sedes a alumnos de FP Dual, como pequeñas empresas que también actúan como ‘tutoras’ de estudiantes de estos ciclos.
En este sentido, desde Educación pusieron de relieve que, en esta provincia, destacan varios proyectos de modalidad A -en la que los estudiantes desarrollan parte de su formación curricular directamente en la empresa- «que han llegado a ser ejemplo de buenas prácticas a nivel nacional y son una buena muestra de las sinergias que se producen entre centros educativos y empresas».

(Más información en edición impresa)