scorecardresearch

El Museo de Hellín expondrá las fotografías de Juan Picornell

G. González
-

'El fotógrafo del Rabal' comenzó su actividad profesional en un apartado de la tienda familiar de dicha calle, en donde nació cuando era de la República, dando comienzo al que luego sería su estudio fotográfico

Juan Picornell en la presentación de la exposición de sus fotografías - Foto: G. González

Desde el próximo jueves y hasta finales de abril se podrá visitar en el Museo de Semana Santa una exposición de fotografías de Juan Picornell, con el nombre de Toda una vida en el Rabal y que cuenta, entre otras con imágenes de la Semana Santa de Hellín de los años cincuenta y principios de los sesenta del pasado siglo. Junto a la edil de Cultura, Fabiola Jiménez,  el director del Museo de Semana Santa, Pablo Cánovas, y acompañado por su hija y un nieto, Picornell recordó algunos de los momentos vividos desde que llegó a sus manos la primera cámara fotográfica, que trajo su primo Mariano Aramburo de Madrid, cuando solo contaba con 16  años, con la que hizo una fotografía que guarda «como oro en paño» de la Virgen del Rosario saliendo de su camarín, en 1950. De ese mismo año conserva negativos de la inauguración del campo de fútbol de Santa Ana.

«Merecido homenaje». Para Fabiola Jiménez, además de ofrecer una gran exposición, «queremos que sirva como merecido homenaje a Juan Picornell, gran defensor de nuestra tierra y nuestras costumbres, que ha estado toda una vida retratando a nuestra gente y nuestras costumbres». Juan José Picornell Aramburo nació el 22 de marzo de 1934 en el número 12 de la calle de la República, hoy Rabal, en el seno de una popular familia de comerciantes y su afición por la fotografía fue creciendo desde aquel momento en el que tuvo la primera cámara en sus manos, decidiéndose a «aprender poco a poco y no era fácil porque no había escuelas como ahora, pero puse empeño y pude ir a Barcelona, Madrid, Zaragoza y otros puntos de nuestra geografía a conocer a fotógrafos. De unos aprendía unas cosas y de otros lo que podía. Iba a lugares en los que pensaba que podía aprender». Comenzó su actividad profesional en un apartado de la tienda familiar del Rabal, fraguando el que luego sería su estudio fotográfico. Por sus manos han pasado decenas de cámaras diferentes, todas hoy perfectamente conservadas (Capta, Rolleiflex,  Yashica, Voigtlander, Hasselblad, Fujica, entre otras) y su última adquisición fue una Nikon digital. 

En la mili estuvo con el general Castejón «abuelo del Presidente». Explica Juan Picornell que, gracias a sus conocimientos fotográficos hizo «una mili magnífica», ya que fue destinado a Palma de Mallorca, en donde Antonio Castejón y Espinosa era el Capitán General de Zona, «y era aficionado a la fotografía, por lo que me llamó y al comprobar que yo sabía me destinaron como fotógrafo particular para acompañarle y sacar instantáneas de los recibimientos que hacía de grandes personalidades, como Grace Kelly, Rainiero de Mónaco, la Princesa Soraya y el Sha de Persia, o Richard Nixon». El Capitán General era el abuelo materno del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien escribió «y me contestó muy amablemente».