scorecardresearch

Iñaki Peña frena al Barça

Europa Press
-

El portero del Galatasaray, cedido por el Barcelona, se 'convierte' en un muro ante las ocasiones creadas por los locales (0-0). El pase a cuartos de final se decidirá en Turquía

Iñaki Peña frena al Barça - Foto: Alejandro Garcia

El FC Barcelona ha empatado contra el Galatasaray (0-0) en el duelo de ida de los octavos de final de la Liga Europa, en un duelo sin chispa en el Camp Nou pese a dominar a un equipo turco en el que brilló su portero, un Iñaki Peña cedido por el Barça y que reivindicó el ser la competencia de Ter Stegen la siguiente temporada, dejando todo abierto para la vuelta en Estambul.

Fue el mejor. El Barça no estuvo muy acertado, pero todo disparo que fue entre los tres palos se topó con un enorme Iñaki Peña, seguro muy motivado y para nada superado por una posible presión extra. Y tuvo el Barça algún que otro gol en sus acciones, anuladas por el meta rival.

Con este empate sin goles, todo queda abierto para la vuelta en el Ali Sami Yen. En este duelo de ida, el Barça se dio de bruces con el exceso de euforia que se olía en la previa por el buen momento del equipo, juntado con el pésimo momento del rival en su liga turca y con el haber eliminado al Nápoles con buen juego. De todo ello, a un juego más bien tosco, gris, para empatar.

No habrá partido de relajación en Turquía. No habrá lugar a grandes rotaciones. El Barça tendrá que ir a ganar a feudo rival para seguir vivo y pasar a cuartos de esta Europa League. Y es que en el primer envite, nada salió bien. Fue valiente Xavi, no paró de modificar esquemas, pero ni el 'efecto Luuk De Jong' se activó esta vez. El frontón se quedó en eso, en un Galatasaray sacando bien el agua que le entraba.

No le gustó la primera parte a Xavi y el de Terrassa decidió ser valiente, apostando por un triple cambio. Visto que Mohamed flotaba a Araujo y cubría a Eric Garcia para dificultar la salida de balón del Barça, Piqué entró por el uruguayo para tener dos centrales con toques y desarmar ese 'truco' de un Domènec Torrent que demostró conocer el 'ADN Barça'.

También entraron Ousmane Dembélé, para enloquecer el encuentro y mirar si la ruleta rusa que suele ser su juego era positiva, y un Sergio Busquets para dar juego y control a un centro del campo que, como todo el Barça, estuvo demasiado plano, demasiado previsible, sin encontrar una vía directa a una meta, bien defendida, por Iñaki Peña.

Los cambios hicieron efecto, pero no el suficiente. El Barça mejoró tras el descanso, siguió poniendo a prueba a Iñaki Peña y estuvo más activo, más incisivo, sobre todo desde una banda derecha donde Adama Traoré fue el mejor. Sorprendió su cambio, dando entrada a Luuk De Jong, cuando quedaban 10 minutos para intentar poner más balones al área. Xavi, cuanto menos, no se quedó quieto y miró de mil maneras distintas acabar con una resistencia otomana que fue infinita.

El portero alicantino fue una de las sorpresas del partido. Iñaki Peña, cedido al Galatasaray por el FC Barcelona, se reivindicó y pidió un puesto en la plantilla para la próxima temporada. Con varias paradas salvadoras de gol, abogó por ser la competencia para Marc-André Ter Stegen. Y lo hizo en varias ocasiones.

Con un Galatasaray metido atrás, fue providencial ante Memphis Depay en dos ocasiones, en una falta directa y un disparo colocado, y ante Sergio Busquets, ya en la segunda parte, en un remate de cabeza o en un tiro de De Jong que también tenía como diana la red. 'Debutó' en el Camp Nou, aunque como rival, tras no llegar a poder jugar de 'culer' en su feudo, que espera ver más a menudo el siguiente curso.