scorecardresearch

El Bachiller Sabuco celebra la graduación 2019-2020

Redacción
-

Los padres de los 95 alumnos organizaron el merecido homenaje en el Auditorio de la Casa de la Cultura José Saramago

Fotografía de familia de la graduación.

El acto de Graduación de Bachillerato de la promoción 2019-2020 del IES Bachiller Sabuco, se celebró ayer en el Auditorio de la Casa de Cultura Saramago de Albacete.

Los padres de estos 95 alumnos organizaron este merecido homenaje, tanto para ellos como para los profesores que les dieron clase, para consumar una despedida de etapa digna, que en su momento impidió el Covid.

Alumnos, padres y profesores celebraron, dos años después, el éxito de una graduación especial. El conjunto de la sociedad vivió un tiempo muy difícil, pero en el caso de esta promoción, los chicos afrontaron el momento con valentía pese a enfrentarse a inconvenientes particulares añadidos como el final online de un curso crucial, en el que se decide su futuro universitario, reto para el que nadie estaba preparado, superar una prueba EvAU con novedades desconocidas, para las que no se tenía experiencia, y con los exámenes en julio, con mascarilla y miedo al contagio propio y a contagiar a seres queridos, y en los casos más terribles, experimentaron la pérdida de familiares, algunos sin la posibilidad de la despedida, o la experiencia de verlos enfermar gravemente. Ciertos testimonios todavía hoy estremecen, indican en un comunicado los organizadores.

En estos días en los que en los informativos nacionales ofrecen imágenes desde Ucrania de los intentos de graduaciones de Bachillerato, con los jóvenes engalanados entre la devastación y las ruinas de sus centros escolares, adquiere más valor esta celebración, sin que el tiempo trascurrido haya sido un obstáculo, sino una razón para que los chicos aprecien más este reencuentro. La mayoría de ellos cursa estudios universitarios fuera de Albacete, e incluso un pequeño porcentaje ha aprovechado este curso para disfrutar de una beca Erasmus en Europa.

Por ello, los padres organizadores animan a que esta iniciativa tenga eco en otros centros formativos, de cualquier etapa, y a que otros padres soliciten la cesión de los espacios públicos, con o sin la implicación de los equipos directivos correspondientes, para que sus hijos puedan "traspasar ese umbral preuniversitario" como merecen. Con su tesón, el convencimiento de que hacían lo correcto, y la determinación y el derecho a utilizar los servicios públicos para un fin tan noble, esperan que esta idea se convierta en un impulso para muchos otros.