scorecardresearch

Recreación de la Batalla, presente y futuro

Luis Bonete
-

La escalinata del Castillo acogió ayer la ceremonia del Izado de Banderas de los países participantes en la contienda y después se rindió homenaje a los caídos de las Dos Coronas y la Gran Alianza en el monumento de la Paz Aupada

Izado de banderas por parte de los recreadores. - Foto: Luis Bonete

Desde 2007, fecha del III Centenario, y haciéndose coincidir con  el fin de semana más cercano al 25 de abril, vienen realizándose en Almansa los actos de conmemoración anual de la Batalla de 1707, como símbolo de la voluntad de la ciudad y por extensión de los europeos del siglo XXI de trabajar unidos en paz y concordia por un futuro mejor que el que tuvieron nuestros antepasados.

En sintonía con esta filosofía y tras la celebración en las escalinatas del Castillo del Izado de Banderas de los países participantes en la batalla, toda la comitiva se traslada al monumento La Paz Aupada, en la entrada norte de la población, obra monumental de José Luis Sánchez, escultor almanseño de reconocido prestigio internacional, donde voluntarios vestidos de época, con la presencia de grupos de recreación histórica y autoridades civiles y militares, depositan, In Memoriam, un ramo de flores blancas y otro de amarillas, colores distintivos de los caídos de Las Dos Coronas y La Gran Alianza respectivamente.

El Ayuntamiento de Almansa, gestiona desde hace ya tiempo un centro de investigación y Museo de la Batalla de Almansa que se ubica en el Centro Documental y Festero, junto a las escalinatas del Castillo.

Un Museo que se antoja de visita inexcusable para todas aquellas personas que de una forma u otra se quieran acercar a la realidad y la histórica del conflicto bélico que tuvo lugar en Almansa el mes de abril de 1707, y que se ha renovado recientemente.

El Museo alberga una exposición histórica permanente donde se explica al visitante las circunstancias históricas que desembocaron en la conocida como Guerra de Sucesión Española, que tuvo lugar entre los años 1701 y 1714, dentro de cuyo contexto histórico se encuentra la Batalla de Almansa, ocurrida el 25 de abril de 1707. 

Mapas, gráficos, uniformes, maquetas y un amplio surtido de piezas utilizadas por los soldados y civiles de principios del s. XVII acercan al visitante a una época y una batalla histórica que alteró el rumbo de un conflicto de alcance europeo.