scorecardresearch

El Alba sufrió más de la cuenta para ganar

Juan Carrizo
-

3
Albacete Balompié
1
UCAM
Finalizado
La sentencia de Rubén Martínez llegó cuando el UCAM se acercaba al empate

Un adversario sujeta por la camiseta a Riki durante el partido jugado hoy en el Carlos Belmonte. - Foto: Arturo Pérez

El Albacete sufrió en la segunda parte un partido en el que se mostró en líneas generales muy superior a su rival. El equipo manchego dominó la primera parte y con los goles de Rubén Martínez y Kike Márquez se fue con ventaja al descanso, pero en la segunda parte el UCAM dio un paso al frente, recortó distancias y buscó el empate, pero un error defensivo fue aprovechado por el Alba para sentenciar.

El Albacete sufrió en la segunda parte un partido en el que se mostró en líneas generales muy superior a su rival. El equipo manchego dominó la primera parte y con los goles de Rubén Martínez y Kike Márquez se fue con ventaja al descanso, pero en la segunda parte el UCAM dio un paso al frente, recortó distancias y buscó el empate, pero un error defensivo fue aprovechado por el Alba para sentenciar.

Rubén de la Barrera mantuvo a Boyomo como lateral derecho y colocó a Kike Márquez, de vuelta a la titularidad, como delantero centro, con la vuelta también de Rubén Martínez, lo que dejaba a Jordi Sánchez en el banquillo.

El partido comenzó con un Albacete dominador y que desde el primer momento quiso mostrar los dientes al UCAM. La mano de Aira no se vislumbró en un equipo ramplón, timorato y que pronto empezó a perder balones en zona de peligro ante la presión habitual de los manchegos.

A los seis minutos ya hubo un centro de Boyomo que Kike Márquez desperdició al dejarla pasar y trata de rematar de tacón.

El dominio era total y al UCAM le costaba enormemente sacar el balón desde atrás. Manías de los entrenadores que encorsetan a sus equipos y los dejan vendidos cuando las cosas no funcionan. Total, que en el minuto nueve llegaba el primero del Albacete en una buena jugada en la que Rubén Martínez hizo la pared con Kike Márquez para meterse en el área y, casi sin ángulo, anotar el 1-0. Biel Ribas pensó que iba a centrar y el pequeño jugador del Alba se la colocó pegada al palo, con celebración para su mujer, la jugadora de balonmano Mireia Rodríguez, operada esta semana de al rotura del ligamento cruzado de la rodilla.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)