scorecardresearch

CLM recibió de ENISA préstamos por valor de 7,28 millones

Javier D. Bazaga
-

Los préstamos de la empresa nacional son una herramienta con gran impacto en el empleo y la economía de los proyectos más innovadores

CLM recibió de ENISA préstamos por valor de 7,28 millones - Foto: Alberto Rodrigo

La Empresa Nacional de Innovación (ENISA) fue creada en 1982 para invertir de forma directa en el capital de empresas de base tecnológica, aunque a partir de 1995 se orientó a la asignación de préstamos participativos, un instrumento de financiación a largo plazo con un interés variable que depende de los resultados de la empresa. De este modo, están considerados como una herramienta para capitalizar empresas en sus primeros estadios de desarrollo. La compañía, dependiente de la Dirección General de Pymes del Ministerio de Industria, ha elaborado un estudio del impacto económico y social de los préstamos otorgados en los últimos años, revelando importantes crecimientos en el empleo y en la situación de las empresas que han recibido estos apoyos.

En Castilla-La Mancha, entre el año 2015 y 2019, ENISA concedió préstamos a empresas por importe de 7,28 millones de euros, siendo 2015 el que más registró con 1,98 millones, representando el 2,2 por ciento del volumen concedido aquel año. El último con registro, en 2019, se concedieron 1,49 millones de euros, el 1,6 por ciento del total concedido.

En cuanto al número de préstamos, ente 2015 y 2019 se concedieron en Castilla-La Mancha un total de 70 préstamos (se incluyen los programas EBT, Pyme, Jóvenes Emprendedores, ENISA-Aeronáutica, Agenda Digital y los préstamos realizados con fondos propios de ENISA). Así, se concedieron 19 en 2015, 17 en 2016, 13, 10 y finalmente 11 en 2019, pasando del 2,7 por ciento de los préstamos en 2015 al 1,7 en 2019.

Castilla-La Mancha representa un porcentaje menor del volumen de inversión y del número de préstamos toda vez que entre 2005 y 2018, las empresas radicadas en la Comunidad de Madrid y Cataluña concentraron el 50 por ciento del volumen y el 68% de las operaciones realizadas. Valores que se incrementaron en 2019, con el 68 por ciento del volumen y el 69 por ciento del número de préstamos. En tercer lugar se sitúa ya, pero muy alejada, la Comunidad Valenciana con el 7,4 por ciento del volumen y el 8 por ciento del número de préstamos en 2019.

Impacto a nivel nacional. Según el estudio sobre el impacto económico y social de los préstamos de ENISA, el cómputo global revela que el impacto en el empleo de los préstamos fue del 204,8% hasta 2018 en las etapas iniciales, y llegando al 649 por ciento en el incremento en ventas en esas etapas. También registraron un importante impacto en el margen bruto, en activos totales y en activos inmateriales.

Según refleja el informe, las empresas pertenecientes a los sectores TIC y Farma y otro I+D  apoyadas por ENISA, crecieron a tasas de dos dígitos en todas las magnitudes hasta el tercer año, a pesar del efecto de la crisis. De este modo, por término medio, consiguieron crear casi 5 empleos por empresa en ambos sectores. Sin embargo, la cifra media de préstamo imputable por empleo creado en las empresas TIC fue inferior (40 mil euros) que la comprometida en las empresas Farma y otro I+D (60 mil euros).

En el análisis de los sectores más tradicionales, representados por Industria, Comercio y Otros Servicios, destacó esta última categoría, rozando o superando ligeramente el 10% en todas las magnitudes contables analizadas. En contraste, los sectores Industria y Comercio crecieron por debajo de los dos dígitos, con la excepción de los activos intangibles en el caso del sector Comercio (16,5 %). Mejor comportamiento tuvieron las 57 empresas del sector Primario y Suministros, cuyas variables crecieron a tasas que oscilaron entre el 12% y el 56%. Como consecuencia, el importe medio comprometido en préstamos por empleo se situó en 163 mil euros en Industria, en 53 mil en Otros Servicios, en 69 mil euros en Comercio y en 41 mil en Primario y Suministros.