scorecardresearch

Escrivá avanza un alza en mayo de 217.000 cotizantes

Europa Press
-

El ministro prevé que el déficit de la Seguridad Social cierre el año por debajo del 0,5% del PIB gracias al "intenso" crecimiento de los ingresos y considera poco "sofisticado" el último informe anual del Banco de España

Escrivá avanza un alza en mayo de 217.000 cotizantes - Foto: Eduardo Parra Europa Press

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado este jueves que la afiliación a la Seguridad Social aumentará en mayo en 217.000 personas, "el tercer mejor dato de la serie histórica".

En la rueda de prensa para informar de la evolución quincenal de la afiliación, Escrivá ha indicado que, en términos desestacionalizados, mayo dejará 37.000 cotizantes más, unos datos que, a su juicio, demuestra el "enorme dinamismo" que está registrando el mercado de trabajo en los últimos meses.

"A fecha de ayer teníamos 20.278.000 empleos. En algún momento de este mes superaremos los 20,3 millones de ocupados", ha apuntado el ministro.

En los cinco primeros meses del año se han creado casi 200.000 empleos, la mayoría en el sector privado, y el nivel de ocupación supera en casi 600.000 personas el existente antes de la pandemia del Covid, según ha destacado el ministro.

Escrivá ha subrayado que la economía española no sólo está creando empleo, sino que éste es de mayor calidad gracias a la reforma laboral, que está llevando a la contratación indefinida a un crecimiento "espectacular".

Así, ha resaltado que entre enero y mayo se han efectuado un millón más de contratos fijos que en años anteriores, de los que 786.00 son afiliados indefinidos y casi 300.000, fijos-discontinuos.

Al mismo tiempo, ha señalado que la creación de empleo indefinido se está concentrando en los jóvenes menores de 30 años, donde el peso de los fijos se ha elevado algo más de 20 puntos, hasta el 60%, frente al 39% del promedio de los meses de mayo del periodo 2015-2021.

En el caso de los mayores de 30 años, el porcentaje de contratos indefinidos sobre el total de la contratación alcanza en mayo de este año el 82%, seis puntos más.

 

Los contratos duran más

Asimismo, Escrivá ha subrayado que este repunte de los contratos indefinidos se está observando incluso en los sectores que tradicionalmente muestran una mayor temporalidad, como el de comidas y bebidas, donde el peso del empleo fijo ha subido 10 puntos, hasta superar el 60%, o el de la construcción, donde ha aumentado en 21 puntos, superando ya el 70%.

Además, el ministro ha afirmado que, con independencia de las modalidades de contratación, los contratos están incrementando su duración, de forma que se ha pasado de una duración media de 13 días en el periodo 2017-2019 a 16,3 días, lo que supone un aumento superior al 20%.

Hasta el 17 de mayo, el número de contratos de un día de duración se ha reducido en casi 600.000 respecto al promedio 2017-2019; el de contratos de 2 a 7 días ha bajado en algo más de 300.000; y el de contratos de 8 a 30 días de duración ha disminuido en 44.323. Por contra, el volumen de contratos de más de 30 días o que aún no han finalizado ha aumentado en 286.622 en relación a la media de 2017-2019.

Además, el ministro ha destacado que los contratos fijos-discontinuos tienen una estabilidad "mucho mayor" que los temporales, pues el porcentaje de este tipo de contratos firmados este año y que aún seguían vigentes el 17 de mayo alcanza el 51,2%, frente al 30,1% de los temporales.

 

El déficit bajará del 0,5% del PIB

Escrivá ha hecho hincapié en que el crecimiento del empleo y su mayor estabilidad están provocando un repunte de los ingresos de la Seguridad Social "superior a las expectativas", con alzas interanuales superior al 10% y un porcentaje sobre el PIB cercano al 11%.

Esto, ha dicho, está permitiendo que el déficit de la Seguridad Social se esté reduciendo "de forma intensa", por lo que a final de año éste podría situarse "por debajo de medio punto del PIB", frente al saldo negativo del 0,9% del PIB de 2021.

En lo que respecta a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), Escrivá ha constatado que evolucionan de forma "modesta", reduciéndose considerablemente tras la entrada en vigor de la reforma laboral.

Así, a 17 de mayo estaban en ERTE 26.508 trabajadores, de los que 22.450 estaban en un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) y 1.097, por causas de fuerza mayor. Por su parte, el ERTE sectorial de agencias de viaje daba protección a 2.961 trabajadores.

 

El informe del Banco de España es poco "sofisticado"

Escrivá ha afirmado este jueves que el informe anual del Banco de España publicado ayer adolece de "falta de sofisticación" en sus referencias a las pensiones y no aporta "ningún elemento nuevo que le haga cambiar de idea sobre la sostenibilidad del sistema". En relación "a los mecanismos automáticos de ajuste" que reclama la institución en su informe para adaptar algunos parámetros del sistema a los cambios que se produzcan en las dinámicas demográficas y económicas, Escrivá se ha mostrado "muy sorprendido" por tal sugerencia, pues las reglas automáticas en el ámbito fiscal y monetario han mostrado un "fracaso abrumador".

"Está claramente demostrado que las reglas automáticas per se tienden a fallar (...) Los bancos centrales cada vez se han ido alejando más de las reglas automáticas y yendo hacia reglas más flexibles", ha subrayado Escrivá en la rueda de prensa para ofrecer datos sobre la evolución de la afiliación hasta mediados de mayo.

El ministro ha recordado que el mecanismo de ajuste automático que estableció la reforma de pensiones de 2013 "tuvo una vida muy cortita" y ha defendido, en su lugar, el mecanismo de equidad intergeneracional que se ha introducido en la reforma de pensiones y que ha definido como una medida "semiautomática" y "sofisticada", consistente en una "función de reacción" y "en una regla de decisión", aunque no automática.

Así, ha explicado que, en función de las proyecciones de gasto de Europa cada tres años, si pasado un tiempo razonable, hacia 2030, se produce una brecha con respecto a las previsiones, es cuando deben tomarse decisiones, ya sea sobre los ingresos, los gastos o ambos.

"No tiene sentido hacer una regla automática a diez años vista (...). Sabemos mucho de reglas, Fui presidente de la AIReF durante seis años, era el responsable del cumplimiento de las reglas fiscales en España. Por tanto, que me hablen a mi de reglas... En fin. Las reglas automáticas no funcionan en ningún sitio", ha enfatizado.

En lo que respecta a la indiciación de las pensiones al IPC, medida sobre la que alerta el Banco de España por su coste para las arcas públicas en el actual contexto inflacionario, el ministro ha recordado que esta fórmula es fruto de un acuerdo de casi todo el arco parlamentario y de todos los agentes sociales. "Eso es lo que importa", ha subrayado.

Además, ha indicado que las medidas que se han adoptado en el ámbito de las pensiones "a 20 años vista" y que la estabilidad de precios está garantizada, pues es la misión de los bancos centrales que esto sea así. "Podemos estar tranquilos de que el fenómeno de la inflación es transitorio y no afecta a nuestros cálculos", ha afirmado Escrivá.