scorecardresearch

"El procés ya es historia"

EFE
-

La socialista Eva Granados apunta que la independencia en la región ha perdido interés y que los catalanes han entrado en una nueva fase en la que tienen que «reconocer su pluralidad»

Un grupo de estudiantes porta la estelada en una manifestación en Barcelona. - Foto: Quique García (EFE)

La pandemia ha sacado la disputa sobre Cataluña de la actualidad política. Y en estos dos años, el independentismo ha perdido la fuerza de la que gozaba hasta el punto de que la portavoz del PSOE en el Senado, Eva Granados, asegura ahora que «el procés es historia» y que ahora la región atraviesa una nueva fase donde los catalanes tienen que «reconocer la pluralidad» mediante un «diálogo interno» que, a su juicio, es la «asignatura» pendiente de Pere Aragonès.

Granados recordó ayer que incluso «en los tiempos de Torra, en los más difíciles del procés» cuando ella era portavoz del PSC en el Parlament, las fuerzas políticas catalanas no dejaron de hablar, y abogó por seguir insistiendo, cuando la reactivación de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat figura en el horizonte de esta fase.

«Está muy bien la negociación y el diálogo con el Gobierno de España, pero todavía es más importante que haya un diálogo y una negociación entre fuerzas catalanas», subrayó la portavoz. Es algo que los socialistas catalanes y «más de la mitad de la sociedad catalana» le piden al Govern, en un momento en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez «está dispuesto a sentarse en una mesa» para abordar la situación de Cataluña.

Lamentó Granados que no esté sucediendo igual por parte de la Generalitat y zanjó: «Es la asignatura que tiene Pere Aragonès en este ejercicio». En todo caso, convencida de que no se volverá a repetir la crisis ocasionada por el referéndum independentista del 1-0 porque ya «estamos en otra fase», apostó por un «trabajo discreto» en esa mesa.

Pero también avisó que debe existir «unidad de acción» dentro del Ejecutivo catalán de ERC y JxCAT al que pide «cohesionar» su propio Gabinete a la hora sentarse con el Gobierno central.

Granados afirmó que el único conflicto lingüístico que existe en la Comunidad es el que generan aquellos que «instrumentalizan con fines políticos» este asunto, como los «monolingüistas» catalanes y «parte de las derechas». 

Por otro lado, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, comunicó ayer a Pedro Sánchez su voluntad de dejar el cargo, al considerar que en estos tres años y medio ha cumplido sus objetivos y que «ha llegado el momento de dejar» el puesto.

María Eugènia Gay, actual decana del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), relevará a Cunillera. Cuestionada por algunas de sus declaraciones sobre el procés, Gay avaló la aplicación del artículo 155 de la Constitución afirmando que «era inevitable ante una deriva incontrolable».