scorecardresearch

El Villarrobledo 'pescó' un punto en Marchamalo

Isma Corregidor (ADG)
-

0
CD Marchamalo
0
CP Villarrobledo
Finalizado
El equipo de José Luis Fuentes empató sin goles con el equipo guadalajareño y sigue fuera de los puestos de descenso

Imagen del partido jugado en el campo de La Solana. - Foto: CD Marchamalo

Pocas veces un marcador hará tanta justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Marchamalo y Villarrobledo ofrecieron un partido muy aburrido, sin apenas ocasiones, demostrando por qué a pesar de partir en las quinielas iniciales, no están en la zona noble de la clasificación.

Prácticamente desde el pitido inicial, quedaron muy claros los roles de los dos equipos en el partido. El Marchamalo monopolizaba la posesión del balón, sin apenas dar oportunidad alguna a un Villarrobledo que ejercía una presión muy alta. José Luis Fuentes dispuso a sus hombres en un 4-4-2, yendo a morder muy arriba. Lejos de ver los clásicos marcajes de los defensas a los delanteros, lo que se percibía en La Solana era cómo la dupla de atacantes formada por Marcos Moreno y Álvaro Collado asfixiaba a los centrales locales. Esto impedía el juego interior del equipo local, que se vio obligado a buscar a los hombres de banda para tratar de avanzar con el balón. Y éstos estaban muy bien vigilados por Guruceaga y Ferreira, que no ofrecían ninguna facilidad a sus contrincantes, por lo que el equipo gallardo quedaba anulado y era prácticamente inofensivo.

El tener maniatado al contrario le llevó al Villarrobledo ser también estéril en ataque. Sobre todo en una sosa primera mitad en la que apenas nada se vio. Ningún equipo era capaz de llegar al área, por lo que en el primer acto tan solo hubo un par de disparos desviados de Gómez para el equipo local y tres remates visitantes. En el primero, Marcos Moreno cruzó en exceso solo ante el cancerbero; mientras que Ochoaizpur y Álvaro Collado se toparon con Manu Lucas en dos intentos desde fuera del área.

En la segunda mitad salió mejor el equipo preparado por Jose Luis Fuentes. Con más balón, y jugando más en campo rival, pero sin apenas profundidad. El cuero fluía entre los zagueros y mediocentros rojillos. Sin embargo, apenas llegaba a las bandas, y sobre todo, no conectaba con claridad con los puntas. Esto provocaba que, a pesar de ser mejor que su adversario, el Villarrobledo no diera sensación de peligro real, ni pareciera ser capaz de llevarse los tres puntos al Barranco del Lobo. 

sin peligro. Tampoco es que el Marchamalo mereciera ningún tipo de premio. Aunque el equipo local forzó bastantes saques de esquina, lo cierto fue que ninguno fue rematado por ningún futbolista vestido de verde.

En la segunda mitad del encuentro, ninguno de los dos equipos tiró a portería. O más concretamente, entre los tres palos. Sí que se vio alguna finalización, pero con tiros a muchos metros del marco. El único que se vio, obra de Miguel Ángel, no valió, puesto que aunque el balón traspasó la línea de gol, la jugada fue anulada con anterioridad por fuera de juego del atacante visitante.