Dejar de fumar, más difícil con el Covid por medio

T.R.
-

Médicos especialistas de Familia y Neumología participaron en una sesión clínica telemática regional sobre tabaquismo

Dejar de fumar, más difícil con el Covid por medio - Foto: José Miguel Esparcia

en tabaquismo tanto del ámbito de la Primaria como de la Especializada, la mayoría de la provincia y la comunidad autónoma, aunque también de otros lugares del territorio nacional, han participado en una sesión clínica, con más de 250 asistentes, organizada por la Sociedad Castellano-Manchega de Patología Respiratoria (Socampar), por la Sociedad Española de Medicina General y Familiar (Semergen), así como como por la Sociedad Castellano-Manchega de Médicos de Atención Primaria, en la que se analizó la evolución del tabaquismo en la población albacetense y castellano-manchega, ante el aumento de la prevalencia que se produjo el año pasado, sobre todo, entre los más jóvenes, y después de que a comienzos de este año se aprobara la financiación por parte del Ministerio de dos fármacos para ayudar a dejar de fumar.
Si bien, como explicó el doctor Pedro Tárraga, médico de Atención Primaria, y vicepresidente en Castilla-La Mancha de la Sociedad de Médicos de Atención  Primaria, el año comenzó con unas buenas perspectivas para la salud de los fumadores, porque la financiación de dos fármacos empleados para la deshabituación, hacía presagiar que muchas personas con problemas serios de tabaquismo iban por fin a dar el paso de dejar de consumir cigarrillos, la pandemia truncó algunas de esas aspiraciones.
De hecho, en esta sesión clínica promovida desde Albacete se expuso que a finales de febrero de este año eran unas 1.200 las personas en la provincia de Albacete a las que se les había dispensado en las farmacias alguno de los dos fármacos financiados por el Sistema Nacional de Salud, previa prescripción por su facultativo, cono es el caso de la vareniclina y bupropion.
Sin embargo, la gráfica de los datos mostrados en esta reunión, muestra que ya en marzo, con la llegada de la pandemia por el coronavirus, muchos de estos fumadores que habían dado ese paso, gracias a la ayuda de estos medicamentos, ya no retiraron de sus farmacias el segundo envase de estos fármacos (con duración para un mes). Solo 400 siguieron adelante con sus tratamientos, lo que significa una bajada de más de un 60%. Porcentaje que también se volvió a reducir al tercer y último mes de tratamiento frente al tabaquismo, mayo, por lo que solo un 80% de esos 400 fumadores, según el doctor Tárraga, completaron su tratamiento.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA