scorecardresearch

Varela: «Nuestro baluarte en Oro será el Pabellón del Parque"

Juan Carrizo
-

El entrenador del Albacete Basket, que espera seguir en el banquillo, aseguró que cuando empezaron los entrenamientos de la temporada "el vestuario vio que teníamos posibilidades de ascender y de puertas para dentro nos lo autoexigimos"

David Varela celebra una canasta durante el partido. - Foto: Arturo Pérez

Uno de los artífices del ascenso del Albacete Basket a LEB Oro es su entrenador, David Varela (Madrid, 1973). Llegó hace tres años al club y el crecimiento ha sido evidente, hasta alcanzar  la segunda categoría del baloncesto nacional. Varela se mostró agradecido al trato de la directiva, su seriedad, y el apoyo de una afición que ha estado siempre con el equipo y que era el recuerdo que tenía cuando, como jugador, tuvo la oportunidad de jugar en el Parque contra el CABA a finales de los años 90.

Hubo que hacerlo a la segunda oportunidad y hubo que sufrir, pero llegó el ascenso.

Creo que la final con Cantabria nos valió como experiencia, porque afrontamos la segunda con más tensión, más intensidad y mucho más preparados, pues seguramente el día de Cantabria no lo estábamos.

El partido fue complicado, pero se forzó la prórroga y ahí solo hubo un equipo.

Ellos tenían el partido ganado, pero metimos dos canastas, forzamos la prórroga y a ellos, anímicamente, les pasó factura y a nosotros nos levantó el ánimo. Afrontamos la prórroga con una inercia positiva y a los 50 segundos íbamos 10 arriba. La prórroga se nos dio muy bien por esa inercia positiva de no esperar llegar a ese momento porque la cosa se puso fea y tuvimos muchas opciones de perder.

Siempre ha dicho que era ambicioso, pero el objetivo del club no era ascender, al menos el presupuesto solo daba para soñar.

En el deporte los objetivos te los marca el presupuesto y aquí teníamos que ser sensatos, pero cuando cerrábamos la puerta del vestuario, dentro, el objetivo era ascender. Habló del vestuario, no del club. Tuvimos una pizca de suerte al poder conseguir a un jugador como Moreton, que no estaba en nuestro mercado, y jugadores que eran competitivos para esta liga. Cuando empezamos a entrenar vimos que podíamos plantearnos este reto, nosotros, a nivel particular. Fuimos prudentes con el entorno, pero nosotros nos autoexigimos este ascenso porque pensábamos que lo podíamos conseguir.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (htpps://latribunadealbacete.promecal.es))