Dos institutos podrían tener comunidad de aprendizaje

Ana Martínez
-

La Sub-Red Universitaria de la Facultad de Educación aconseja exportar este modelo a la ESO porque mejora los resultados académicos, reduce el absentismo y minimiza la conflictividad

Dos institutos podrían tener comunidad de aprendizaje

Mejoran los resultados académicos, aumentan la motivación, reducen el absentismo y minimizan la conflictividad. ¿Pueden las comunidades de aprendizaje sustituir al colegio de toda la vida? Sí, siempre que se preparen y se formen para desarrollar esta metodología cuyos resultados están científicamente garantizados.
Desde que se pusiera en marcha la primera comunidad de aprendizaje en el colegio público La Paz de Albacete, allá por 2006, 14 son las escuelas que imparten este programa educativo, entre ellas, los colegios Entre Culturas de Hellín y Miguel Hernández de La Roda. A pesar de su efectividad, el problema de su expansión radica en el estereotipo que arrastran estas comunidades de aprendizaje, a las que siempre se las vincula con un entorno urbano deprimido y un alumnado vulnerable en situación de exclusión social.
Nada más lejos de la realidad: Cualquier centro educativo, independientemente de su ubicación y del perfil de su alumnado, puede comenzar a realizar la transformación hacia una comunidad de aprendizaje, cuyo fin principal es lograr el éxito educativo de cada uno de sus escolares y encontrar en ellos sus principales cualidades, facultades y aptitudes.
(Más información en la edición impresa).