scorecardresearch

Los vinos tobarreños triunfan en el Reino de la Monastrell

G. González
-

Responsables de la bodega cooperativa de Tobarra, con el alcalde. - Foto: G.G.

Han sido entregados los premios de la XV edición del Concurso Nacional Cofradía del Vino Reino de la Monastrell 2015, que ha contado con la participación de 87 vinos, presentados por 25 bodegas, entre ellas varias de la comarca y dos del municipio, que obtuvieron un total de cinco premios.

La gala de entrega se celebró en un hotel de la ciudad de Murcia, con la asistencia de los responsables de las bodegas de Fuente Álamo y Tobarra y del alcalde tobarreño, Manuel Valcárcel.

El vicepresidente de la Bodega Cooperativa Nuestra Señora de la Encarnación, Diego Cano, recibió de manos de los miembros de la cofradía, la medalla de oro para el  Ribera Alta del Mundo Selección 2012,  en la categoría de Vinos Tintos añadas anteriores a 2013.

Y en la categoría de vinos tintos de las añadas de 2013 y 2014, sin madera, se entregó la medalla de plata el vino Señorío de Tobarra 2014. Entre la delegación tobarreña, de parte de la Bodega Cooperativa, también asistió el secretario de la misma, Jesús Sánchez, un trabajador, y el director de la oficina local de Globalcaja, Francisco Cañete.

otros premios.  Además de los premios recibidos por la bodega cooperativa, se entregaron otros premios a bodegas de la comarca Campos de Hellín: vinos tintos, añadas 2013 y 2014, con madera, medalla de plata a la bodega San Dionisio, de Fuente Álamo. Y dos medallas de oro para vinos de uvas sobremaduras y vino de licor para dos caldos de WinesCoop - Hacienda Pinares. Los asistentes destacaron la importancia de estos premios nacionales y de las cinco medallas obtenidas, por la gran calidad de los vinos de la comarca, y de la variedad Monastrell, que cada vez va ganando más adeptos entre los consumidores de vino.

El origen de las muestras presentadas a concurso en esta edición, corresponde a las provincias de Murcia (47,1 %), Alicante (36,8 %), Albacete (13,8 %) y Valencia (2,3 %), integradas en las Denominaciones de Origen: Jumilla, Alicante, Bullas y Yecla.

La variedad monastrell, propia de las provincias levantinas y de los pueblos de la comarca de Hellín, es de brotación tardía y se adapta y vegeta bien en suelos pobres, siendo resistente a la sequía. Entre sus características principales, destaca su sensación aromática y amplitud de sabores.