Condenan a un individuo por tirar orina a sus vecinos

J.G.
-

Los denunciantes que se despertaban con orín en el tendedero, la ropa, las paredes, el toldo y el suelo de su patio, tuvieron que poner una cámara de seguridad que les permitió descubrir al autor de los desperfectos

El juicio se celebró en el Juzgado de lo Penal 1. - Foto: Consuelo López

El Juzgado de lo Penal 1 ha condenado a un individuo a pagar una multa de 3.840 euros por tirar orina al patio de sus vecinos. 
Según la sentencia se considera probado que entre junio de 2012 y  septiembre de 2015,  el acusado M.J.M.P., se dedicaba a molestar a unos vecinos de un inmueble, que vivían en el bajo, porque al parecer habían hecho unas obras que le habían causado molestias. 
En concreto, el acusado comenzó a arrojar orín, previamente depositado en un recipiente, sobre la terraza y bienes muebles e inmuebles de los denunciantes, para ello subía por una escalera situada en su propiedad y contigua a la de sus vecinos y desde una posición elevada y con perfecta visión del patio vertía la orina sobre el inmueble.
La orina cayó sobre elementos y objetos distintos tales como tendedero, muros exteriores, toldo y suelo, habiendo ocasionado unos daños que suman 682,17 euros. Para averiguar quién era el responsable de la fechoría los vecinos adquirieron una cámara que costó 254 euros.