scorecardresearch

"Cuando regresé de Japón, no dispuse de ninguna oportunidad"

C. Guzmán
-

Mila Martínez, exentrenadora del Fundación Albacete, completó un buen Torneo Apertura con el FC Juárez Femenil y afronta con optimismo el Clausura en su primer año de trabajo en el fútbol mexicano

Mila Martínez, durante un entrenamiento con su equipo. - Foto: FC Juárez Femenil

De Japón a México, de Asia a América. Mila Martínez (Fuentelespino de Haro -Cuenca-, 1985) es la actual entrenadora del FC Juárez Femenil, con el que ha completado una buena actuación en el Torneo Apertura. Tras haber roto el tabú de las entrenadoras de equipo masculinos en el Suzuka Point Getters, la falta de oportunidades en España, y menos en Albacete, le condujo a una nueva experiencia que, también allí, parece estar aprovechando. 

¿Cómo le va por México?
Estoy muy contenta. En lo deportivo, el equipo había ido último y este año quisieron hacerlo más serio e invertir un poco más en el equipo. Acabamos undécimas y nos faltaron tres puntos para meternos en los playoffs por el título, pero el balance es muy bueno porque los fichajes llegaron tarde. En lo personal, todo el mundo me decía que tuviese mucho cuidado, pero no he visto ni me ha pasado nada raro, he podido salir sin ningún problema. Entre 2000 y 2009 es cuando peor estuvo la cosa y, según comentan, ahora hay problemas por el asunto de los cárteles. Es una ciudad con muchas fábricas instaladas desde Estados Unidos y Canadá, con mucha gente que viene de fuera a trabajar, pero no tengo la percepción de lo que se cuenta.

Al ser un país de habla hispana la adaptación habrá sido más fácil.
Ha sido muy sencilla. La gente es maravillosa y acogedora, y el idioma ayuda mucho. En cuanto a la comida, es diferente por la cuestión del picante, aunque ahora lo llevo mejor, y más cuando soy una persona a la que le gusta probar lo que se le ofrece.

Resulta destacable el interés por el fútbol femenino en México.
Están locos con el fútbol y hay equipos que llenan prácticamente el estadio. En el femenino no es tanta la afluencia de público, pero en las semifinales llegó a haber 60.000 personas. Jugar en estadios de Primera División y los partidos televisados sin coincidir con los del fútbol masculino facilitan que la afición pueda seguir a ambos equipos.

¿Cómo se encontró a este equipo a su llegada y cómo ha evolucionado?
Encontré bastante calidad, si bien a nivel táctico veía más carencias. Empezaron a llegar jugadoras del Tigres, Chivas y Pachuca, más otras dos extranjeras, y el equipo fue mejorando. El problema es que nunca las habían animado a creer que podían hacer cosas grandes como ganarle al Chivas tras 25 partidos invicto. Echamos muchas horas, las jugadoras mejoraron y pienso que el equipo está en condiciones de hacer grandes cosas en el Clausura, o al menos poner las cosas difíciles a los grandes.

¿Es muy diferente el trabajo que realiza en México al que hacía en Japón?
El fútbol masculino es más rápido y más físico, pero la diferencia radica en la cultura futbolística. En México hay una presión increíble por ganar y en cuanto fallas todo el mundo te critica, mientras en Japón todo eran aplausos si el equipo se esforzaba y lo hacía bien aunque perdiera. Se trata de no hacer tanto caso a la gente de fuera y trabajar, y por ahora nos va bien.

Da la impresión, quizá la certeza, de que las mujeres lo siguen teniendo más difícil. No parece que la igualdad haya llegado al fútbol.
En Japón quedamos terceros y no ascendimos porque no había autorización al no disponer de un estadio adecuado. Regresé a España y no dispuse de ninguna oportunidad. Ahí fue cuando vi lo duro que era estar lejos de tu país porque lo siguiente que me salió fue a 10.000 kilómetros de casa. Duele porque a lo mejor le dan la oportunidad a alguien que no tiene ese currículum, pero ahora estoy muy contenta en México y si hay que seguir fuera para volver después, así lo haremos.

¿Cómo está viviendo el conflicto entre buena parte de las internacionales y el seleccionador nacional?
No creo que ellas busquen un culpable o estén señalando a alguien, más bien pienso que ellas demandan de la Federación más profesionalización, pero cuando he hablado con alguna de ellas no echan la culpa a nadie. En España hay una generación muy buena de jugadoras y duele que en la selección no se consigan cosas, como si se estuviera desaprovechando todo eso. Ojalá se solucione porque el Mundial está a la vuelta de la esquina y sería bonito que fueran las mejores y las que quieran estar, que, por lo que me consta, son todas.

No sé si sigue la trayectoria del Fundación Albacete. La pregunta que surge es por qué no está entrenando usted a este equipo.
No puedo seguirlo exhaustivamente pero, por lo que veo, aunque se llevan pocas jornadas, creo que el proyecto no está peleando por los primeros puestos, y es una pena porque en su día se peleó mucho y se consiguió algo muy importante como un ascenso y la permanencia durante tantos años en Primera. Después de la retirada de Mati, ya no queda ninguna compañera, y da pena porque el fútbol femenino está creciendo y es un momento espectacular para tener un equipo, apoyarlo e invertir para que esté arriba. 

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (htpps://latribunadealbacete.promecal.es)