scorecardresearch
Javier D. Bazaga

NOTAS AL PIE

Javier D. Bazaga


La gran esperanza

21/01/2022

La Feria Internacional de Turismo (Fitur 2022) ha retomado la «normalidad» que todos ansiamos, recuperando su tradicional celebración en el mes de enero y suponiendo así el pistoletazo de salida a un año que para la mayor parte del territorio aspira a recuperar los niveles previos a la pandemia. De hecho, algunos territorios prevén incluso superar las cifras registradas en el año 2019, que supuso un auténtico récord en turistas y gasto medio por visitantes.
Las comunidades autónomas, y por extensión el país, han hecho un importante esfuerzo por desplegar en el recinto ferial de Ifema todo su potencial y atractivo turístico para lograr ese objetivo. No para mostrar al mundo que sus destinos favoritos han vuelto, porque nunca han dejado de estar ahí como se ha demostrado en este año y medio en el que, especialmente los territorios de interior, han vivido una época dorada casi, sino para comunicar al mundo que están dispuestos a mejorar esos destinos, convirtiéndolos en más atractivos, más digitales, más sostenibles, más adaptados… mejores.
Castilla-La Mancha es uno de ellos, y más ahora que, según avanzó el presidente regional Emiliano García-Page, se ha recuperado el 80% de la vida social tras la pandemia. Durante la inauguración de la feria el pasado miércoles, se puso de manifiesto la calidad de un destino cuyos recursos bien podríamos decir que son ilimitados. No solo en la tierra, con todo el patrimonio histórico, artístico, cultural y tradicional, el de las costumbres, también el natural. Patrimonio del que disfrutar y recomponerse después haciendo un buen turismo gastronómico, o con el enoturismo. Pero en esta ocasión en Castilla-La Mancha van más allá, haciendo una apuesta por el cielo de la región, con un turismo dedicado a las estrellas desde 80 miradores astronómicos para los que se van a invertir dos millones de euros. Tanto es así que ayer mismo la consejera de Economía y Empresas, Patricia Franco, presentó en Madrid el certificado de la Fundación 'Starlight' para la Sierra Norte y el Alto Tajo de Guadalajara.
Para Castilla-La Mancha este año va a ser el año del turismo, en el que se va a hacer una inversión de 100 millones de euros, con una campaña especial esta primavera. También habrá recursos procedentes de los fondos europeos de recuperación, para que también el sector turístico y las empresas que lo componen se sumen a esa transformación del modelo productivo, para que la digitalización y la sostenibilidad sean también parte de los recursos de que disponemos. Fondos europeos para transformar y no solo recuperar. No para «volver a la normalidad», sino para avanzar otra pantalla, subir otro escalón, y elevar las posibilidades de cada rincón de la comunidad –incluso el de las estrellas–, ahora que la vacunación no hace tambalear los cimientos del sistema y las restricciones en las comunidades autónomas se van suavizando tras esta sexta ola. Hoy más que nunca, 2022 es la gran esperanza para el turismo.