Cuestión de rachas

Juan Carrizo
-

El Albacete acumula siete encuentros sin ganar. La campaña pasada estuvo 12 partidos sin perder. En el último descenso el equipo tenía 25 puntos en la jornada 24

Plantilla del Albacete durante la 1991-92, que protagonizó la mejor racha en la edad moderna. - Foto: Jesús Moreno

El Albacete se encuentra sumido en una mala racha que, más allá de los resultados, preocupa por la falta de respuesta que está teniendo tanto a nivel deportivo como institucional, lo que genera una sensación negativa a la hora de evaluar el futuro de un equipo cuyas carencias son cada vez más evidentes y aún no se han solucionado tras haber pasado 21 días desde que se abrió el mercado de fichajes.
Son siete las jornadas que el Albacete lleva sin ganar, una mala racha que está acercando a los manchegos a la zona de descenso. El equipo mereció mejor fortuna frente al Fuenlabrada, también en la primera parte ante el Lugo, pero en el fútbol los merecimientos no se transforman en puntos, que llegan, principalmente, a base de goles.
Diferentes son las rachas que ha vivido el club en los últimos años. Las ha habido buenas y malas. Por ejemplo, la pasada campaña se vivió una positiva en la que se encadenaron 12 jornadas sin perder, que colocaron al equipo en ascenso directo.
La temporada anterior la racha fue mala y el equipo oscilo entre la ilusión y el miedo. El mal inicio, con un punto en las primeras cinco jornadas, provocó la destitución de José Manuel Aira y la llegada de Enrique Martín. El navarro dio un nuevo aire al equipo y se llegó a generar una pequeña ilusión ante la posibilidad de alcanzar los puestos de playoff, algo que en ciertos momentos de la competición no parecía descabellado. En la jornada 24, en la que estamos ahora mismo, el Alba era undécimo con 31 puntos. Luego llegó la mala racha. El equipo dio un bajó importante y no se logró ninguna victoria en las 11 últimas jornadas del campeonato, para acabar con 49 puntos en el puesto 17. Demasiado cerca del abismo.
La temporada 2016-17, en Segunda B, se vio un Albacete claramente candidato al ascenso, como así hizo a pesar de los problemas que pasó en la recta final del campeonato, con varias derrotas dolorosas en casa y caer en la eliminatoria de campeones de grupo. El equipo brilló en un arranque espectacular, en el que sólo perdió un partido en las primeras 18 jornadas, donde sumó 10 triunfos.
El último de los descensos se produjo en la campaña 2015-16, en la que la peor racha se vivió con nueve jornada sin ganar en las que además se cosecharon seis derrotas, más o menos en el arranque de la segunda vuelta. En la jornada 24 el Alba ocupaba el puesto 19 con 25 puntos, tres menos de los que tiene ahora.

 

(Más información en la edición impresa)