scorecardresearch

La ciudad es capital mundial de la 'Esperanza Macarena'

Antonio Díaz
-

El cuarto Encuentro Internacional de Cofradías y Hermandades se abrió en la parroquia de Franciscanos con la recepción oficial y un concierto de la Unión Musical de Albacete

Un momento del acto inaugural del encuentro, que se llevó a cabo en la parroquia de Franciscanos de la capital. - Foto: Arturo Pérez

La ciudad es este fin de semana capital mundial, con el cuarto encuentro Internacional de Hermandades y Cofradías Esperanza Macarena, con presidencia de honor de la Reina, doña Sofía.

Este encuentro arrancó en la parroquia de Franciscanos, con la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía Nuestra Señora Reina Esperanza Macarena y la agrupación Musical Jesús del Huerto y Santo Sepulcro, de El Bonillo, con un concierto inaugural a cargo de la Unión Musical Ciudad de Albacete, que estrenó la marcha dedicada a Nuestra Señora Reina Esperanza Macarena de Albacete, compuesta por Miguel Ángel Martínez  Rodríguez. Un acto que se cerró con la bienvenida del presidente y el consiliario, con la recepción de estandartes de la Virgen.

El presidente de la cofradía albacetense, José Lozano, resaltó que «es una satisfacción enorme este encuentro, porque somos la capital mundial de la Esperanza Macarena, porque vienen de toda España y el extranjero, incluso de Filipinas y van a conocer nuestra ciudad y lo primero que he hecho es felicitarles y darles las gracias por acompañarnos. Te puedo decir que ha sido complicada la organización y,  en este sentido, tengo que agradecer el apoyo de mi compañero, Alfonso López, por su dedicación. s.

  En este aspecto Alfonso López significó que, «tanto las autoridades de Albacete capital, como Diputación Provincial y Junta de Comunidades nos han ayudado totalmente y luego, en el trabajo de coordinación, hemos contada con la dedicación de Nani Pérez, la secretaria, que ha trabajado enormemente, así como la tesorera, María del Carmen Villar».

Alfonso López subrayó que «en dos meses hemos tenido que hacer lo que antes habíamos hecho en dos años, pero que se tuvo que suspender por la pandemia y creo que hemos configurado un programa muy interesante, hasta el domingo, que nos despedimos en Franciscanos con un sencillo acto. Tenemos, entre otros, unas ponencias muy interesantes durante todo el sábado y una misa solemne presidida por el obispo de la Diócesis».