«Debía haber una voz que defendiera el oficio»

Josechu Guillamón
-

La presidenta de la Asociación de Abogados Otros sí afirma que «la profesión está muy mal sobre todo el turno de oficio»

María del Carmen Morallón. - Foto: Rubén Serrallé

María del Carmen Morallón Hidalgo es la presidenta de la asociación de abogados y procuradores Otros sí, nacida hace poco más de un año y que en la actualidad cuenta con unos 80 miembros. 
¿Cómo surgió la idea de crear la asociación?
La asociación surgió el 25 de mayo de 2018, por el interés de 10 personas, ante la indignidad que se tenía de la profesión. La profesión está muy mal, sobre todo el turno de oficio, por los retrasos, por la escasez de las retribuciones,  con lo cual pensamos que debía haber una voz que defendiera el oficio, que es un oficio que tiene un ámbito constitucional, puesto que ejercemos con el artículo 24, la asistencia jurídica gratuita y la tutela judicial efectiva, por eso era necesaria una voz que reivindicara que los abogados hacemos un servicio público,  que debe ser digno y tenido en cuenta en cualquiera de sus ámbitos.
¿No se sentían representados por el Colegio?
Sí, todos nosotros somos parte tanto del Colegio de la Abogacía, como del Colegio de Procuradores. Nuestros miembros son parte activa del Colegio de la Abogacía y únicamente es una asociación adscrita en la Ley de Asociaciones, que tiene un ámbito y unas funciones y fines estatutarios propios. Nos sentimos representados por el Colegio, tenemos el mismo fin, pero no tenemos porque tener la misma voz, ni tampoco la misma nota. 
¿Cuáles son sus objetivos?
Queremos la promoción y la dignificación del desempeño de la profesión de abogado y de procurador y la promoción de publicaciones que estén relacionadas con los aspectos técnicos del Derecho. Queremos también promover  el fomento de la mujer en el ejercicio de la profesión y además creemos que debemos fomentar y difundir la igualdad de las oportunidades y la tolerancia. Para nosotros es importante la conciliación profesional de la mujer en el ámbito del Derecho, que no se contempla en la Ley y sabemos de compañeras que están teniendo muchísimos problemas a la hora de compaginar su embarazo y su maternidad con su trabajo, no es fácil conjugarlo, porque no es una causa que venga contenida como causa de suspensión y dependemos un poco de lo que quiera el compañero y lo que quieran admitir, lógicamente, los jueces. 
¿Todos los miembros de la asociación pertenecen al turno de oficio?
No, sí que hay miembros que no pertenecen al turno de oficio y nuestro ámbito es para letrados y procuradores tanto ejercientes, como no ejercientes. 
¿Cuántos socios hay ahora?
No tengo el dato exacto, pero podría rondar los 80 profesionales y estamos en crecimiento, porque se ha visto que es una asociación que puede tener una voz libre en apoyo de la dignidad y poco a poco la gente se va sumando.
¿Qué actuaciones han llevado a cabo como asociación?
Nos reunimos con la presidenta del Consejo General de la Abogacía de Castilla-La Mancha, Pepa Olivares, para darle a conocer nuestra asociación, lo hemos hecho también por carta, con el decano del Colegio de la Abogacía y el del Colegio de Procuradores. 
También se reunieron con los candidatos a alcalde.
Escucharon nuestras reivindicaciones, porque estamos preocupados por el cambio a la Ciudad de la Justicia y como se puede hacer el acceso y el parking para ejercer nuestra labor. Se propuso que hubiera una tarjeta de acceso profesional para el transporte público, al igual que las hay para mayores y jóvenes, que es mucho más fácil que lograr una línea exclusiva para llegar a la Ciudad de la Justicia.  También se hizo la reivindicación de que todo abogado que vaya a ejercer las guardias a la Policía Nacional tenga una plaza de parking como tienen otros colectivos. 
Creo que van a participar en un Congreso en Córdoba.
Sí, el 28 y 29 de noviembre.