«No pinto para concursos, nunca lo he hecho»

A.D
-

Kike Chumillas está de enhorabuena. Varias de sus obras fueron seleccionadas en importantes certámenes; los últimos, en Barcelona y Valencia. El artista comentó a La Tribuna de Albacete sus sensaciones ante estos nuevos retos

Kike Chumillas en el estudio, con sus hijos. - Foto: José Miguel Esparcia

Un año muy importante. 
Así es, llevo desde principios de enero una racha digamos, que muy buena. Terminé algunas exposiciones en 2018 muy importantes, como la que llevé a la Fundación Antonio Pérez y luego en La Asunción, aquí en Albacete. A raíz de eso me decidí participar en algún concurso y, desde enero, llevo unas cuantas selecciones, estoy muy contento.  
¿Cuales son las últimas?
Pues creo que las últimas fueron el Premi Centelles en Barcelona, en su septuagésima séptima edición  y el Concurso Nacional Ciutat de Manises, de Valencia. Es curioso, en el concurso de Barcelona seleccionaron una pintura que se llama Deseo de una mañana de verano, que utilicé en un disco de Atticusfinch, en el que hice los diseños.
Esta obra, su título, tiene mucho que ver con Antonioni y su Blow-Up. Es un pequeño homenaje porque Deseo de una mañana de verano es como se tradujo en nuestro país esa película, según me comentó el periodista Eduardo Gullot, crítico de música y cine, que en uno de sus libros habla sobre películas y música.  En una inolvidable escena de este filme aparecen The Yardbirds interpretando un tema en el que Jeff Beck termina rompiendo la guitarra.  
¿Una importante selección?
Seguro, es la primera vez que participo, porque también este año fui finalista en el concurso Pop Stram, de Barcelona, exclusivamente dedicado al pop art,  pero después vino otra selección para el trigésimo certamen de Alora, de Málaga, y por supuesto la del Certamen de Artes Plásticas del Ayuntamiento de Albacete.  
¿Qué suponen estas selecciones para un artista?
Son importantes, sobre todo porque te animan a seguir. Si expones y tienes buenas críticas es algo importantes, por supuesto, pero si además selecciona tu obra gente que no te conoce, está muy bien.
Personalmente,  para los certámenes me centro en que me guste y en las medidas de la obra y, si no es un estilo muy concreto, mando alguna obra que me guste especialmente. No pinto para concursos, nunca lo he hecho, pero sí te animan a seguir como decía y si me interesa,  presento la obra.
¿Qué obra seleccionaron en el Ciutat de Manises?
Fue Suerte maestro, que tenía desde hace un tiempo y me decidí por ella y les gustó.
¿Qué veremos en el Museo Municipal por el certamen de Artes Plásticas de Albacete?
En el Museo Municipal concretamente veremos Cuando la dignidad no se compraba, que es un acrílico sobre lienzo, de una medida importante y, además, es el primero de una serie que quiero hacer. Como en la última exposición en la Asunción, Sin prisioneros, hicimos denuncia, crítica social, sin olvidar la autocrítica y como te decía, éste será el primero de una serie en la que no faltará algo de esto.