scorecardresearch

El 'Molino de la Bella Quiteria' entregó sus galardones

Redacción
-

Manuel Fernández de la Cueva, en prosa, y Tomasa Díaz-Mínguez Aragonés, en verso, se alzaron con los primeros premios de la cuadragésimo séptima edición del certamen literario

Foto de familia con los galardonados, la familia García- Solana, Ayuntamiento de Munera y Fundación Globalcaja. - Foto: S.V.

El concurso literario Molino de la Bella Quiteria volvió a reunir, bajo la sombra de su molino, a los ganadores de su cuadragésimo séptima convocatoria. El concurso, patrocinado por Fundación Globalcaja y coorganizado por la familia García-Solana Gavidia y el Ayuntamiento de Munera, regresó a su formato original, con la lectura de los trabajos, la entrega de los galardones y la merienda manchega.

El evento comenzó con la presentación de Julia García-Solana Carrizo, nieta de los fundadores y coordinadora del concurso, que ha dado la bienvenida a los asistentes. En esta ocasión más de 80 trabajos se presentaron acogiéndose a las bases de este particular concurso que no cuenta con premios con dotación económica, sino que los ganadores reciben una pieza artesanal creada para la ocasión por el ceramista conquense Rubén Navarro y una navaja albacetense. 

Tras la lectura del acta del jurado se dieron a conocer los trabajos galardonados comenzando por los trabajos de prosa. El tercer premio de la modalidad fue para el trabajo Otra tela de araña, de Manuela Bodas, de Puente de Veguellina de Órbigo (León). El segundo premio recayó  en Creador de laberintos, de Ricardo Cano García de Zaragoza. Con el primer premio se alzó Manuel Fernández de la Cueva, de Corral de Almaguer (Toledo), por su trabajo Nunca quedará tu silla vacía. Por su parte en la modalidad de verso, Luis Romero de Ávila Prieto, de La Solana (Ciudad Real), consiguió el tercer premio con Me quedo con tu verdad. El segundo premio fue para Cristóbal López de la Manzanara, de Membrilla (Ciudad Real) por Cuarteto para la vida.  Cerró la lectura de los trabajos ganadores la creación de Tomasa Díaz-Mínguez Aragonés de Madrid por su trabajo Acércate más. 

Los aplausos del público asistente, destacando la alta calidad de los trabajos presentados a esta edición, dieron paso a un homenaje especial a Adrián Navarro. Este célebre ceramista conquense, que durante 45 años ha realizado los galardones del concurso, no pudo asistir a última edición en la que recogía su testigo su hijo, Rubén Navarro Valverde. Adrián Navarro tuvo emotivas palabras de recuerdo para Enrique García-Solana y Amparo Gavidia, que le apoyaron desde sus principios, con los cuales había compartido recuerdos a la sombra del molino.