scorecardresearch
José Manuel Patón

LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Johnny Depp, el gitano que quería ir a la luna

29/06/2022

Don Johnny Depp nos ha dado una lección de coraje al mundo. Después de ser el pirata más gracioso de la historia, haciendo de la Perla Negra un submarino y perseguir el sueño de una mujer, como decía Serrat en 'una de piratas', se hinchó de chocolate y terminó en un pleito digno de Alicia en el País de las Maravillas metiendo en un pleito a su ex mujer por haberlo puesto verde. Y es que ya hacía tiempo que saliera un pavo a defender la masculinidad y a poner los puntos sobre las íes sobre una cuestión prohibida: las mujeres también pueden ser malvadas.
Después de aguantar años, carros y carretas sufriendo las críticas de su ex mujer Amber Heard, se decidió a poner un pleito por injurias, calumnias y acusaciones falsas, y lo Kardashian, ha conseguido que un Tribunal americano la condenase a pagarle 15 millones de euros de indemnización.
El efecto contrario: Rociito Carrasco, que no ha hecho en su vida ni la o con un canuto, ha salido en televisión poniendo verde a su madre, a su ex marido, a sus hijos, a toda la familia de su madre, a Ortega Cano y a todos los de su calle y lo que ha ocurrido es que se ha llevado un premio de más de un millón de euros. Ha convertido su separación, las denuncias de sus hijos por malos tratos, los cotilleos familiares, su herencia, y parte de su vida íntima en un negocio, cambiando el criterio de los jueces, que nunca le dieron ni la más mínima razón, todo en un mentidero mediático y para ganar dinero.
No sé cuantas denuncias por malos tratos puso contra su ex marido, pero en todas éste salió absuelto, y teniendo en cuenta que en cada juicio hay un juez y un fiscal y en cada apelación hay un fiscal y 3 jueces, resulta que a pesar de haber perdido todos los procedimientos con sentencia en contra, si la oyes hablar, todos los jueces son unos prevaricadores, y la razón solo la tiene ella.
No la conozco, jamás he tenido ni el más mínimo roce con ella ni con su familia, y de su ex marido solo recuerdo que fue detenido por un problema cuando era Guardia Civil, y por tanto no le tengo ni la más mínima simpatía, pero llevarle la contraria a los jueces tan insistentemente abusando de que hoy los programas rosas y los 'realities' lo único que quieren es polémica con sangre y lágrimas, me parece una ordinariez. Como será la cosa de convincente, ensayo tras ensayo, repetición de palabras y frases y más repeticiones hasta que la cámara te lo coja bien, que ha habido hasta ministras de Podemos que le han dado la razón: el hombre es malo y la mujer siempre buena.
Los EE.UU. no han tenido reyes, y el poder del pueblo viene desde abajo hacia arriba. A los jueces los elijen, el presidente también es elegido, así como el poder legislativo, todos en elecciones independientes. Así pues nadie duda de la imparcialidad de los jueces. Johnny Depp ha ganado el pleito con esas reglas del juego: el que la hace la paga, sea hombre o mujer. Eso es igualdad e imparcialidad, pero aquí no existe, cuando no se gana una cosa en el juzgado se gana en la televisión.