Crece la demanda de tratamiento en la UCA un 11,3% en 2019

T.R
-

El alcohol representó la droga por la que más ayuda ambulatoria se pidió durante 2019 y continúa la tendencia de otros años

Imagen de archivo de una persona con problemas de alcoholismo. - Foto: Reyes Martínez

La demanda de atención especializada para dejar las adicciones con o sin sustancia de forma ambulatoria a través de la Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, creció durante el 2019 un 11,3% con un total de 1.286 pacientes tratados, de los que 1.183 buscaba desintoxicarse de sustancias psicoactivas y 93 por adicciones sin sustancia, una cifra superior a los 1.155 pacientes tratados en 2018, 1.071 de ellos por sustancias psicoactivas, y 84 por disfunciones no provocadas por uso de drogas.  
Además, según la memoria de actividad de este dispositivo que forma parte del Servicio de Salud Mental, se recogieron por parte de Enfermería 12.338 muestras de orina de 697 pacientes durante el año. En 2018 fueron 11.563 muestras de orina de 718 pacientes. Datos que revelan una mayor actividad durante el pasado año.
La coordinadora de la UCA, la doctora Isabel del Amo, informó que la mayor parte de los tratamientos dispensados en esta Unidad fueron ambulatorios (444 pacientes, de los que 379 eran hombres y 65 mujeres) y solo 11 precisaron ingreso hospitalario en la Unidad de Hospitalización Breve del Servicio de Salud Mental.
Como viene siendo habitual en años anteriores, la principal demanda de tratamiento de desintoxicación en la UCAy por tanto la droga más consumida en la capital y la provincia sigue siendo el alcohol, que representó en 2019 casi el 40% de las desintoxicaciones ambulatorias (177 pacientes); le siguió la adicción a la cocaína, por la que demandaron tratamiento 110 pacientes; 61 más lo hicieron para dejar los opiáceos;52 por consumo de cannabis; 33 por adicción a las benzodiazepinas y 11 por dejar el tabaquismo. 
No obstante, la cifra de personas atendidas en este recurso a lo largo de todo el año 2019, contando las admisiones y readmisiones de pacientes, fue mayor. En concreto, 467 son los pacientes albacetenses que pidieron ayuda por problemas de alcoholismo; 324 por adicción a la cocaína; 208 por opiáceos y 169 por cannabis. Asimismo,  de las 93 personas tratadas por disfunciones no achacables a las drogas, la mayoría, 74 buscó esta ayuda especializada por problemas graves de ludopatía; uno por adicciones a los videojuegos; 16 por adicciones a internet y al móvil; y  dos más por adicción al sexo o a las compras.
(Más información en edición impresa).