scorecardresearch

El 44% de mayores de 75 años tiene dificultades a fin de mes

LT
-

Según un informe de la Fundación Mutua de Propietarios, un 43% avisa de que tendría problemas para afrontar gastos imprevistos

El 44% de mayores de 75 años tiene dificultades a fin de mes - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

El estudio 'Preocupaciones ante una próxima vejez', realizado por la Fundación Mutua de Propietarios, alerta de que un 44 por ciento de los castellano-manchegos mayores de 75 años tiene alguna dificultad para llegar a fin de mes con los ingresos del hogar, aunque sea ocasionalmente; un 43 por ciento tiene dificultades para afrontar gastos imprevistos; y un 42 por ciento no puede irse de vacaciones una semana.

Pese a que pueda parecer lo contrario, el estudio de la Fundación Mutua de Propietarios apunta a que el hecho de vivir con los hijos no supone una mejor economía para los mayores, un comportamiento que podría atribuirse a que el motivo para volver a vivir con sus padres son las dificultades económicas para tener su propio hogar y, por este motivo, «la economía de estos hijos no suma, sino que es la economía de las personas mayores que se reparte entre todos miembros del hogar», explica Laura López Demarbre, vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios, cuyo informe ha analizado las preocupaciones y percepciones sobre la vejez desde dos visiones complementarias: por un lado, la de quienes conviven con familiares de más de 75 años y, por el otro, la de quienes proyectan su futura vejez.

Pero ¿realmente pensamos en el momento de pasar la barrera de los 75 años? El 30 por ciento de los castellano-manchegos afirma que nunca lo hace, aunque este porcentaje se eleva en el caso de personas sin parientes mayores. En el lado opuesto, un 10 por ciento admite que piensa en ese momento «frecuentemente» y un 61 por ciento asegura que «alguna vez».

El informe pregunta por quién debe responsabilizase de la calidad de vida de los mayores. En este punto, los castellano-manchegos señalan al Gobierno como responsable en un 42 por ciento, una ayuda que por otro lado se reconoce pagada durante la vida laboral. No se olvidan tampoco de las responsabilidades individuales de los propios mayores (26 por ciento) y las de sus familias (28).

ARCHIVADO EN: Economía