scorecardresearch

Inician el acondicionamiento de los 17 miradores 'Starlight'

A.G
-

La Diputación destinó unos 45.000 euros a habilitar lugares certificados para la observación de las estrellas en municipios de la Sierra del Segura, Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel

Señales instaladas en Alcaraz, donde se habilitará uno de los miradores. - Foto: A.A.

Aprovechar el atractivo de la contemplación astronómica para complementar la oferta turística que ofrece el medio rural albacetense. Ese el objetivo del proyecto Starlight que desarrolla la Diputación de Albacete en las comarcas de la Sierra del Segura y Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel, una de las cinco propuestas para los que obtuvo en 2019 financiación de los fondos Feder del Programa Operativo Castilla-La Mancha 2014-2020 con el objetivo de dinamizar la actividad económica en las comarcas más afectadas por la despoblación.

La iniciativa comienza ya a plasmarse sobre el terreno con la instalación de los paneles informativos sobre los miradores seleccionados, tal y como informaba el Ayuntamiento de Alcaraz, uno de los primeros municipios a los que ha llegado ese material. Al igual que en los otros 16 miradores seleccionados, se ubican sobre una explanada que ha de tener al menos 20 metros cuadrados y los consistorios han de mantener acondicionadas. El equipamiento consta de una señalización vertical, tipo baliza, y otra horizontal, de tipo mesa, que ofrece a los aficionados a la astronomía toda la información necesaria para disfrutar de la observación del cielo en ese punto.

Así, por ejemplo, en el mirador de Alcaraz se explica que es un buen punto para mirar al norte y observar las constelaciones circumpolares, visibles todo el año desde esa latitud. «Los pueblos Starlight son los mejores lugares de nuestra geografía para ver las estrellas en los que la ausencia de contaminación lumínica y la suma de unas condiciones atmosféricas favorables hacen posible una óptima observación astronómica», añaden desde el Consistorio.

El mantenimiento del mirador y la adhesión a la Declaración Internacional en «defensa de la calidad del cielo nocturno y el derecho a observar las estrellas», refrendada por el Pleno municipal, eran los únicos compromisos que debían asumir los ayuntamientos para participar en el programa, cuyo coste asume la Diputación con la financiación ya mencionada.

(Más información en edición impresa)