scorecardresearch

El Madrid silencia el Palau

Europa Press
-

El conjunto blanco tira de energía en el primer duelo ante un Barça desdibujado y recupera el 'factor cancha' en la final de la Liga Endesa (75-88)

El Madrid silencia el Palau - Foto: Enric Fontcuberta

El Real Madrid sumó el siempre importante primer punto en el 'Playoff' final de la Liga Endesa 2021-2022 después de imponerse de forma clara este lunes al Barça por 75-88 en el Palau Blaugrana en un duelo que dominó de principio a fin, salvo en el cuarto final.

El conjunto madridista le arrebató el 'factor cancha' al actual campeón después de un encuentro donde se agarró a su acierto inicial y a su intensidad para abrir una brecha muy grande desde el primer cuarto y luego al rebote ofensivo (17) para controlar el amago de reacción final de su rival, con mucha menos energía durante todo el choque.

Adam Hanga (sus 16 puntos en la primera parte) y Gaby Deck (16 de sus 18 en la segunda) lideraron a los de Chus Mateo ante los de Sarunas Jasikevicius, que echaron en falta una mejor versión de Nikola Mirotic (13) y un mayor tino desde fuera (8/23 en triples).

El Real Madrid mantuvo el nivel con el que había acabado hace un mes el Clásico de la 'Final a Cuatro' de Belgrado, sobre todo a nivel ofensivo con 30 puntos en su casillero en el primer cuarto. No se dejó intimidar por la trepidante salida de Mirotic, que puso el 5-0 en el marcador del Palau, y encontró muy pronto su ritmo en los dos lados de la cancha.

El ala-pívot montenegrino cambió su buen inicio con tres pérdidas y a partir de ahí se lanzaron los de Chus Mateo, liderados por Hanga (9 puntos) y Causeur (8). Moviendo bien el balón para desenredar la defensa loca, el 4/5 en triples le permitió abrir la primera brecha seria al término de los diez primeros minutos (17-30).

El Barça necesitaba mejorar, pero le faltaba acierto ofensivo y tampoco conseguía que su defensa frenase el inspirado ataque visitante pese a que Tavares no era decisivo, aunque el caboverdiano sí intimidaba en su aro. El marcador continuó con color madridista y la situación empezó a ser preocupante para el campeón (20-37, min.13).

Entonces, la esperada bajada a nivel ofensivo del Real Madrid, con demasiadas pérdidas, permitió sobrevivir a los de Jasikevicius, pero estos no fueron capaces de aprovechar este mal momento para meterse en el choque. Atrás no aflojaron los visitantes, que con Hanga y un poderoso Poirier llegaron con una buena ventaja al descanso (31-49). Todo eran sonrisas en el bando de los de Mateo, salvo por la aparente grave lesión de rodilla de Randolph mediado el segundo cuarto.

Pese a las pérdidas (9) y la inferioridad reboteadora (11 a 18), Jasikevicius señalaba a la "energía" como principal causa para ir por detrás y su equipo elevó un tanto su intensidad para intentar ir poco a poco recortando una diferencia que no terminaba de bajar y que seguía dando tranquilidad a su rival.

Este encontró a Deck (8 puntos) como arma para contrarrestar los intentos de los blaugranas, que cada vez que amagaban con ponerse 'cerca', veían la réplica rápida del Real Madrid. Taylor, con un triple y un rápido contragolpe, se lo seguía poniendo muy complicado al equipo catalán. Tras una técnica a 'Saras', el primer punto estaba muy cuesta arriba para el campeón a falta de los diez minutos finales (51-74).

Sin embargo, ahí llegó reacción del Barça. El equipo de Mateo no anotó en el inicio y los locales, con triples de Smits y Jokubaitis y un robo de Laprovittola con canasta, dominaron por fin el encuentro y le lanzó un aviso claro con un fulgurante 12-0 de que todavía quedaba punto por luchar (63-74, min.33).

Deck dio aire con un triple (63-78), y aunque las sensaciones daban fe al conjunto blaugrana, este se desangró con el rebote ofensivo. Los visitantes 'cazaron' ocho en este cuarto y algunos los aprovecharon para castigar con dureza ('2+1' de Deck y triple de Causeur) y no sufrir en los minutos finales.